Tras 20 días de casados, él apareció ahorcado: su mujer está detenida por intentar matarlo

La supuesta “viuda negra” aseguró que su marido se había quitado la vida pero el hombre sobrevivió y la acusó desde el hospital.

Una mujer y su ex pareja quedaron detenidos por intentar asesinar al marido de ella en un episodio ocurrido el 6 de marzo pasado en la gomería de la víctima, ubicada en Mosconi y calle 853, de San Francisco Solano, partido de Quilmes.

Leonor Báez, de 50 años, tardó apenas un mes en conquistar y casarse con Héctor Eduardo Ramírez, de 44. “Nunca pensé que llegaría el momento y llegó. El me hace muy feliz”, expresó la mujer en Facebook en el día de su boda.

Pero la felicidad conyugal duró apenas 19 días. Según el relato de la mujer, su flamante marido se había colgado de una viga en una de sus gomerías y se había quitado la vida.

Los vecinos de Báez llamaron al 911 y personal de la comisaría 4ta de Quilmes encontró a Ramírez en la situación descripta por Báez, pero la mujer no contaba con un detalle: el hombre aún respiraba.

Ramírez fue trasladado al hospital local donde estuvo cinco días en coma y aislado de su familia, no por indicación de los médicos sino por orden de Báez. La policía descubrió que la mujer obstruía el contacto de su marido con sus parientes.

Casi una semana después del episodio, el hombre volvió en sí y acusó a su esposa y al ex novio de ella, Iginio Morales Ocampo, de atacarlo. Varios testigos, entre ellos un empleado de Ramírez, afirmaron que la pareja discutía mucho y que Báez había entrado con otro hombre a la gomería de su marido el día del episodio.

El ataque se produjo cerca de las 22.30 del 6 de marzo, cuando Ramírez se disponía a cerrar su local. Báez y Morales Ocampo lo golpearon en la cabeza, lo arrastraron hasta el fondo del local, le colocaron un cable alrededor del cuello y lo colgaron de una viga para simular un suicidio.

Graciela, la hermana de Ramírez, explicó que “vivió un calvario” porque la mujer “lo enamoró en poco tiempo y se casó con él para asesinarlo y quedarse con sus bienes”.

“Mi hermano estuvo cinco días casi muerto pero una tarde abrió los ojos y contó que su mujer lo quiso matar. Ella nunca se imaginó que iba a ir presa por asesina”, aseguró Graciela Ramírez este miércoles. Báez y Morales Ocampo, ambos de nacionalidad paraguaya, están acusados de tentativa de homicidio.

Fuente: Informate Salta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.