Temen que “Florence” provoque una catástrofe.-

Casi 70.000 personas sin servicio eléctrico Advierten que la fuerza de la tormenta puede destruir los edificios de la zona. Estiman que las precipitaciones podrán llegar a un metro en varias ciudades.

EVACUACIÓN MASIVA. Los ciudadanos de Carolina del Norte y zonas aledañas abandonaron sus casas, las que protegieron con bolsas de arena. la gaceta / f

MIAMI.- El huracán “Florence” dejó ayer a más de 68.000 personas sin servicio de electricidad y varias inundaciones antes de tocar tierra en Carolina del Norte, uno de los tres estados de Estados Unidos a los que llegará hoy, confirmaron autoridades locales.

Según la Administración de Emergencias de ese Estado, el número de usuarios afectados por la pérdida del servicio crece rápidamente debido a los potentes vientos y la intensa lluvia con los que “Florence” se está abriendo paso.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, aseguró en un reciente encuentro con periodistas que “la fuerza de la tormenta es tal que puede destruir edificios en la costa”. “Las condiciones seguirán empeorando”, advirtió. “Hemos repetido que ésta es una tormenta histórica y estamos preocupados por dos cosas: la marejada ciclónica (inundación costera), que contribuirá a las inundaciones fluviales, y la cantidad de lluvia que caerá”, agregó.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) confirmó por su parte que “Florence”, con vientos sostenidos de 155 kilómetros por hora, estaba a 160 kilómetros de distancia de la costa de Carolina del Norte y a 250 de Carolina del Sur. La velocidad de traslación del huracán se ubicó en siete kilómetros por hora, lo cual prevé un paso lento por el territorio marcado y su tamaño se duplicó, es decir, que abarcará un área más extensa. En la costa de Virginia y Carolina del Sur se registraron algunas inundaciones, según medios locales.

Aunque “Florence” disminuyó la velocidad de sus vientos y bajó de categoría tres a dos (de las cinco que mide la escala Saffir-Simpson) amplió su diámetro por lo menos 20 kilómetros en las últimas horas.

“Los vientos huracanados se extienden desde el ojo hacia afuera hasta 130 kilómetros, mientras que los vientos de tormenta alcanzarán a afectar un área de más de 300 kilómetros alrededor del centro del sistema”, explicó a dpa la meteoróloga del NHC María Torres.

Se estima que “Florence” provocará olas de entre dos y cuatro metros de altura e inundaciones por lluvias acumuladas en algunas zonas, que llegarán al metro de altura. Además, en Carolina del Norte se esperan algunos tornados aislados. Las autoridades calculan que “Florence”, comparado desde ya con el destructivo “Katrina” que en 2005 dejó casi 2.000 muertos en su paso por el sur de Estados Unidos, tocará tierra hoy en la mañana y que un leve movimiento hacia el sur podría llegar a afectar también al estado de Georgia.

Desde el lunes, cientos de miles de personas comenzaron a abandonar temporalmente sus viviendas en las zonas cercanas a la costa del Océano Atlántico, donde escasearon rápidamente el agua y la gasolina. Ayer, las localidades del litoral parecían ciudades fantasma con ventanas y puertas cubiertas, y almacenes cerrados.

“Florence” es el primer huracán que representa un peligro inminente en tierra de los cinco que se han formado en esta temporada en el Atlántico, que se inició en junio con un pronóstico menos activo que el de 2017, que trajo los devastadores “Harvey”, “Irma” y “María”. El huracán podrían provocar inundaciones catastróficas en un amplio territorio del sureste de EEUU.

Se espera que el centro de Florence llegue hoy a la costa sur de Carolina del Norte y luego se desplace hacia el suroeste antes de avanzar tierra adentro el sábado, tiempo suficiente para dejar caer hasta un metro de precipitaciones en algunos lugares.

La tormenta será una prueba para el Gobierno del presidente, Donald Trump, a menos de dos meses de elecciones legislativas que determinarán el control del Congreso. (DPA) Fuente:(lagaceta).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.