Según la UCA, más de 14 millones de argentinos son pobres

 

El investigador del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, Eduardo Donza, estimó hoy que hubo un aumento en la pobreza dado que se encuentra en “valores cercanos al 35 por ciento”. Y el director del Observatorio, Agustín Salvia, agregó que “en base a los datos de ingresos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec, estimamos que en el primer trimestre de este año la indigencia es de poco más del 7%”.

Así, sobre la base de una población urbana de 40,5 millones, hay 14.175.000 de pobres, de los cuales casi 3 millones son indigentes. Esas cifras marcan un incremento de al menos 3 puntos – 1.200.000 personas – con relación a la medición de pobreza que, según el Indec, fue del 32% en el segundo semestre de 2018.

Salvia, estimó que en el primer trimestre de 2019 la pobreza alcanzaba ya a 14.175.000 argentinos, y la indigencia a casi tres millones.

Estos datos de pobreza e indigencia son los más elevados de la década. Los picos anteriores fueron en 2001/2002, y 2008/2009 con el impacto de la crisis internacional.

Las causas

“Son varias las razones. Durante los primeros meses del año, los aumentos de los alimentos fueron mayores al promedio general”, subrayó y consideró que “todavía no hay una recuperación”.
De ese modo, afirmó que “hay cuestiones estructurales importantes a tener en cuenta”.

“Calculamos valores cercanos al 35 por ciento”, indicó el especialista al señalar que “hubo un incremento” dado que 2018 terminó con una estimación ubicada en 32 por ciento.

Según sostuvo, “es mucho” el aumento y resaltó que se debe tener en cuenta “el efecto de la devaluación”.
“Tenemos una economía que reacciona muy rápido con relación a la cotización del dólar”, remarcó y argumentó: “Cuando tenemos devaluaciones, que son muchas veces bruscas, tenemos subas muy grandes de precios y en un mercado de trabajo que está más precarizado”.

En diálogo con FM Milenium, advirtió en ese sentido sobre “los aumentos de precios y una recuperación de salarios en general menor a esos incrementos”.
Recomendó que se debe contar con “una estabilización del tipo de cambio para que se estabilicen los precios”, aunque aclaró que “con eso no alcanza, es para que no empeore”.

“Para que haya una mejora, los ingresos de las familias deben recuperar lo que perdieron”, afirmó y estimó que “en el mejor escenario, se podría volver a valores de 2015, cercanos al 30 por ciento”.

 

 

 

Fuente: El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.