Se accidentó en Allen y su mascota lo esperó afuera del hospital

Fue en el único momento en el que se separaron físicamente, ya que también estuvo con él luego de la colisión, esperando la ayuda médica.

Un dicho popular sostiene que el mejor amigo del hombre es el perro, denotando su lealtad. La historia de uno que esperó a su dueño en las puertas de un hospital en Allen bien podría servir de ejemplo pragmático.

Todo inició con una llamada al 911, recibida en el hospital Ernesto Accame, donde se reportaba un accidente vial y un herido producto de la misma, relató Diario Río Negro. Al llegar al lugar detallado los médicos observaron que, arriba del lesionado, estaba su mascota.

Separarlos fue imposible, según precisaron los doctores. El canino no permitía que se lo lleven solo al hombre, así que debieron trasladarlo junto con el animal.

Una vez en el nosocomio, el perro quiso quedarse allí, mas fue retirado por personal presente en las instalaciones y llevado afuera a base de entretenimiento y pan. Lejos de escaparse, perduró alhí aguardando por su amo.

Los profesionales de la salud pudieron realizar las maniobras correspondientes para que la situación del accidentado mejore, hasta que finalmente fue dado de alta. Grata fue su sorpresa al ver, tras la puerta de entrada y salida, a su fiel compañero.

Fuente: Vía País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.