San Miguel del Monte: familiares de las víctimas volvieron a pedir justicia

 

No habrá resolución que pueda llenar el vacío que dejó la tragedia de San Miguel del Monte, donde cuatro chicos fallecieron tras una persecución policial. Sin embargo, el pedido de justicia es lo que mueve a un pueblo y, sobre todo, a los familiares de las víctimas, quienes, inmersos en dolor, dialogaron en un programa televisivo con Mauro Viale.

“Eran nenes, estaban haciendo una travesura. Lo que decían a las 2 de la mañana en las redes era otra cosa: que eran delincuentes escapando de la policía”, comentó Susana, la madre de Gonzalo, quien agregó: “Siempre lo esperaba levantada, ya empezaba con los cumpleaños de quince. Siempre lo esperaba llorando, como una premonición”.

En el programa también estuvo el papá de Danilo, otro de los chicos que perdió la vida en la fatal tragedia. “Yo trabajaba para que ellos no vayan a trabajar. Eran chicos que iban a jugar a la pelota a la patineta, no sabían lo que era un porro. Si vieron algo o no, no me interesa, quiero que vayan presos los que le tiraron a mi hijo”.

En ese sentido, sostuvo: “Si salen a los diez años el miércoles le estoy hablando a Cristian Ritondo y a Maria Eugenia Vidal, me voy con 21 mil personas de San Miguel y de la ruta 3 nos van a tener que sacar con los pies para adelante si no nos dan una solución”.

Además, también recalcó la sensibilidad que tenía su descendiente, quien soñaba poder ayudarlos a mejorar su porvenir. “Eran cuatro criaturas, tenían sueños. Mi hijo me decía que iba a terminar la escuela e iba a trabajar por mí, que cuando volviera de laburar me iba a ayudar a comprar una camioneta para irnos de vacaciones”, señaló.

Luego de la tragedia fueron detenidos ocho policías. Cuatro de ellos se encuentran imputados por “homicidio doblemente agravado por el abuso de su función y por el uso de armas de fuego”, mientras que los restantes por encubrir a sus compañeros. Este sábado, siete de ellos se negaron a declarar.

El trágico hecho se produjo el pasado lunes por la madrugada, cuando los jóvenes emprendieron un escape de la policía, que les venía disparando, y cuatro de los cinco pasajeros fallecieron al chocar con un acoplado en la ruta 3. La única sobreviviente del choque fue Rocio, de 13 años, quien se encuentra en muy grave estado en el Hospital El Cruce de Florencio Varela.

 

 

Fuente: El Intransigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.