Salteña escapó de una red de trata en el sur del país

 

Una salteña había viajado a Chubut en mayo pasado, atraída por la promesa de un puesto laboral, aunque más tarde se dio cuenta de que había sido engañada.

Durante dos meses, la joven vivió encerrada en una casa, en donde una mujer la obligaba a tener sexo con distintos hombres. La víctima era acompañada por algún guardia que evitaba que se escapara.

Sin embargo, el domingo por la noche, la joven secuestrada logró salir del cautiverio y, en su huida, rodó por una calle y se lastimó, sufriendo heridas de consideración.

En ese momento, según la agencia Noticias Argentinas, vecinos de la zona llamaron a la Policía, que se acercó hasta el lugar y pidió la presencia de una ambulancia para atenderla: la mujer reclamaba que la llevaran al hospital.

Ante las heridas y el desesperado pedido de la joven, los médicos decidieron su traslado al Hospital Regional: en el trayecto, la víctima le contó a uno de los profesionales que la habían llevado engañada a Comodoro Rivadavia desde Salta y que la obligaban a acostarse con hombres.

Con ese testimonio, el médico informó al efectivo de la Policía de Chubut que se encontraba de guardia en el centro de salud, quien dio aviso a sus superiores, informó NA.

Aunque en el primer contacto con la Policía provincial no quiso hablar, la joven luego accedió a contar los detalles de su pesadilla de dos meses.

Por el hecho tomó intervención al Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia, subrogado por el magistrado Guido Otranto, quien ordenó aguardar a que la chica recobrara su lucidez para trasladarla a la Comisaría de la Mujer.

 

 

Fuente: La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.