Sale o sale

El precandidato a la gobernación también apareció en una foto tomada este verano en Pinamar, donde compartió mesa con el fiscal Stornelli y el integrante de servicios Marcelo D´Alessio, quien lo involucró en una maniobra de extorsión.

De acuerdo a lo que pudo indagar “Salta informa”, Sáenz explicará este fin de semana o a más tardar el lunes su presencia –aleatoria, según esta fuente capitalina- en el balneario CR de Pinamar, donde efectivamente pasó su descanso a principios de año. De las cinco consultas con funcionarios y asesores de la intendencia, sólo una de ellas accedió a adelantar la inminente respuesta del lord mayor capitalino. “Son cagones”, dijo en alusión a las negativas de sus colegas antes mencionados, “pero Gustavo tiene que hablar, tiene que hacerlo él, en persona, no por algún otro funcionario”.

En el Centro Cívico Municipal, en cuyas oficinas se encontraba reunida al mediodía la mesa chica capitalina, manejan varias hipótesis en relación al testimonio con el que se lo intentó involucrar en una investigación judicial por extorsión, imputación que pesa sobre el fiscal federal Carlos Stornelli y el agente D´Alessio. Este último, precisamente fue quien mencionó en medio de esta causa al titular del Ejecutivo capitalino en el café de este parador ubicado en la Costa Atlántica. Por ello, la réplica del Jefe comunal debería especificar el carácter fortuito, respecto a su presencia en la mesa que ocupaban los dos personajes antes mencionados.

En cuanto a las conjeturas del oficialismo gaucho, una de las principales es que se trata de un operativo de “campaña sucia”, con el cual pretenden sacar a GS de la competencia por la gobernación, y por lo tanto las inferencias realizadas fueron de derecha a centroizquierda. Literalmente.

Varios integrantes del equipo saenzista lanzaron un refucilo de cejas, luego de escuchar la tesis Carrió que se trata de un operativo del kirchnerismo, como también a una advertencia realizada a principios de año por Juan Bautista Yofre. El por entonces compañero de fórmula de Alfredo Olmedo, le anticipó al programa “Cuarto Intermedio” (Somos Salta) una campaña 2019 con mucha proliferación de operativos de inteligencia y muchos creen ver en esta advertencia del “Tata” el verdadero motivo para desertar de la escudería amarilla. Al día de hoy, el diputado nacional por Salta también se bajó de la carrera presidencial y ahora apunta a la gobernación.

En menos de 48 horas, el oficialismo capitalino pasó de soñar con la entrega del poder provincial el próximo 10 de diciembre a conjeturar un final como el que ofició de epílogo al  ejecutivo comunal en julio del año 1996.

Ambos escenarios se ligan a la investigación liderada por el juez federal Alejo Ramos Padilla, en cuyo trámite se descerrajó esta imputación al intendente de Salta, Gustavo Sáenz, en un entramado de cobros por prácticas extorsivas en la Costa Atlántica.

Al respecto, el periodista de investigación Horacio Verbitsky detalló hoy que la carga contra el postulante a la gobernación se remonta a un mes atrás, cuando Sáenz fue mencionado por un agente de inteligencia o “servicio” como el “recaudador de Stornelli”.

La publicación de hoy, por parte del portal El Cohete a la Luna, detalló que el “buche” en cuestión, Marcelo D´Alesio, dio este detalle el pasado 8 de enero en pleno trayecto hacia Pinamar. Incluso, Verbisky especificó en su artículo que el mencionado “servicio” se trasladó hasta esta ciudad balnearia “en una camioneta con instrumental para detectar radares y bajar a la velocidad máxima permitida”.

La mención a Sáenz que hizo D´Alessio es clara y al menos las fotos incluidas en el expediente que sigue el magistrado Ramos Padilla ubican al Jefe comunal de nuestra capital en el café del balneario CR de Pinamar, junto al fiscal Stornelli y al mismo conductor de esta sofisticada 4×4.

La reconstrucción de este episodio se dio en medio de una evidente coacción hacia el empresario Pedro Etchebest, a quien D´Alessio le exigía el pago de sobornos millonarios a cambio de gestionar ante Stornelli para que no lo detuviera por la enclenque causa de las fotocopias de los cuadernos incinerados en un descuido.

En su nota, Verbitsky contó respecto a esta escena en CR que “Etchebest permaneció cuatro horas sentado ante una mesa vecina, lo cual le permitió ver cómo D’Alessio le mostró a Stornelli archivos de su computadora, le consultó por mensaje si había estado alguna vez detenido y finalmente ´me hizo acercar a la mesa donde departían amable y familiarmente, me presentó a Stornelli y nos dimos la mano´”.

En vistas de semejante bomba noticiosa, en el Centro Cívico Municipal preparan a las apuradas un nuevo Día Provincial del Ringtone, intentando una respuesta a la imputación hecha por el agente D´Alessio hacia Sáenz, en este pesadísimo caso llevado por el juez federal de Dolores. En tanto, otros integrantes del gabinete municipal, bastante más memoriosos, se retrotrajeron hasta el mes de julio de 1.996 cuando la gestión Villamayor terminó de manera abrupta, luego de una denuncia judicial. Justamente, el ex jefe comunal es considerado el mentor político del aún aspirante a la gobernación de Salta.

Fuente:(saltainforma).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.