Rusia y EE.UU. reanudan contactos en plena disputa

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, viajará a Rusia la semana próxima para sostener conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, en medio de las disputas entre los dos países sobre Venezuela y otros asuntos, informó ayer el Departamento de Estado.

El martes se reunirá Pompeo con el canciller ruso, Serguei Lavrov, en Sochi –un destino turístico en el mar Negro–, y serán las conversaciones frente a frente de mayor nivel entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría desde que se publicó el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en la elección presidencial de 2016.

Putin y Trump hablaron extensamente por teléfono la semana pasada y Pompeo se reunió con Lavrov a principios de la semana en Finlandia. El viaje será el primero de Pompeo a Rusia como secretario de Estado.

El Departamento de Estado dijo que Pompeo, Putin y Lavrov hablarán del “pleno rango de los retos bilaterales y multilaterales” a los que se enfrentan ambos países. Un alto funcionario del departamento dijo que, además de Venezuela, las conversaciones abarcarán Irán, el control de armas, las estancadas negociaciones nucleares de Estados Unidos con Corea del Norte, Siria, el apoyo de Rusia a los separatistas en el oriente de Ucrania y las preocupaciones de Washington sobre los intentos de interferencia rusa en las elecciones.

El funcionario, quien no estaba autorizado para detallar el viaje públicamente y habló bajo condición de anonimato, dijo que Pompeo no esperaba necesariamente que las conversaciones produjeran logros “durante la noche” y que más bien eran “una oportunidad de llevar la conversación a un mayor nivel”.

Luego de reunirse el lunes pasado con Lavrov, al margen de la reunión de cancilleres del Consejo Ártico en Rovaniemi, Finlandia, Pompeo dijo que creía que las conversaciones habían sido “buenas” y montaron el escenario para discusiones potencialmente positivas en las diferencias significativas entre Washington y Moscú sobre varios temas.

“Abarcamos una amplia gama de temas y creo que en todos trazamos un camino para que comencemos a tener conversaciones positivas en adelante”, dijo.

Luego de hablar con Putin hace una semana, Trump pareció minimizar la fuerte crítica del apoyo de Rusia al asediado líder venezolano Nicolás Maduro de Pompeo y el asesor de seguridad nacional John Bolton. Trump dijo que Putin no tenía deseos de involucrarse en Venezuela, aunque Pompeo y Bolton multiplican sus exigencias de que Rusia y Cuba dejen de apoyar a Maduro.

Pompeo visitará la embajada estadounidense en Moscú, se reunirá con líderes empresariales estadounidenses y depositará una ofrenda floral en un monumento de guerra.

Represalia y sanciones

Estados Unidos impuso nuevas sanciones a compañías y a buques petroleros que llevan petróleo desde Venezuela hacia Cuba, en una medida presentada como represalia por el arresto “ilegal” del parlamentario antichavista Édgar Zambrano.

Al mismo tiempo, Mnuchin advirtió en una declaración de que la decisión “avisa a los servicios militares y de inteligencia de Venezuela, así como a quienes los apoyan, de que su respaldo al régimen ilegítimo de (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro tendrá consecuencias graves”.

La nota aclara que las sanciones son “una respuesta directa al arresto ilegal por parte del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) de miembros de la Asamblea Nacional”, dos días después de que el vicepresidente de ese cuerpo, Édgar Zambrano, fue detenido.

“Estados Unidos tomará más medidas si Cuba sigue recibiendo petróleo venezolano a cambio de apoyo militar”, advirtió.

Ya rigen aranceles a productos chinos

Ayer hubo una reunión, pero no se anunciaron acuerdos.

El jueves por la noche, entraron en vigor los nuevos aranceles que impuso Estados Unidos a productos chinos (desde el 10 al 25 por ciento) por un monto de 200 mil millones de dólares. Es por eso que se esperaba con expectativa la ronda de negociaciones que se abrió ayer en Washington entre ambos países. Sin embargo, no se anunciaron acuerdos. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el viceprimer ministro chino, Liu He, calificaron el diálogo como “positivo”. En tanto, el presidente Donald Trump se mostró satisfecho por los aranceles.

Fuente: La voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.