Reconocimiento nacional para las obras realizadas en el área centro

La Municipalidad de Salta obtuvo el primer lugar en la categoría renovación urbana del noroeste, un premio que otorga el Ministerio del Interior. Mañana va por la instancia nacional.

La Municipalidad de Salta obtuvo el primer lugar en la categoría renovación urbana del noroeste del Premio Nacional para la Identificación de Mejores Prácticas por las obras de Reordenamiento Urbano del Área Centro de la Ciudad de Salta, donde se intervino el Corredor de la Fe y la zona del canal España.

El galardón fue otorgado por la Secretaría de Infraestructura Urbana -dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas- y la Sociedad Central de Arquitectos a las provincias o municipios. La Federación Argentina de Entidades de Arquitectos fue parte del jurado y las cinco principales categorías evaluadas fueron arquitectura, espacio público, intervención integral e innovación de la gestión, además de renovación urbana.

“Esencialmente lo que se valoró de la propuesta es que no solamente hizo una contribución en términos de puesta en valor de la riqueza patrimonial que tiene Salta, sino que también se valoró todo lo referente al tema de la movilidad. Nosotros pusimos mucho énfasis en la movilidad y la accesibilidad en la zona y también una renovación de lo que es la infraestructura de servicios”, expresó el secretario de Gobierno, Ricardo Villada.

El funcionario municipal agregó que en todas las calles que se intervinieron cambiaron lo que es cableado, conexiones de agua y cloacas. Además, se construyó un canal subterráneo para poder mitigar las inundaciones en el centro. “Eso se valoró mucho al momento de nuestra premiación”, afirmó Ricardo Villada.

Este certamen tiene primero una instancia regional, que el municipio ha ganado, y después tiene una instancia nacional donde compiten aquellas obras que fueron seleccionadas en la instancia regional y la premiación es mañana, en Casa Rosada.

“Estamos haciendo fuerza para ver si obtenemos el premio nacional. Para nosotros sería algo muy importante porque competimos con todo el país, poder obtener un logro así para nosotros sería espectacular”, expresó el secretario.

Una obra criticada

Villada recordó que en sus inicios la obra que fue criticada y puesta en duda. Hoy podemos decir que las obras tuvieron un impacto positivo en materia turística y que se revalorizó el casco histórico de la ciudad.

“Yo entré al Ejecutivo en el 2018 y la verdad que la obra estaba en una situación complicada, había comenzado a mediados de 2017 en la calle Juramento y los tiempos de ejecución iban muy mal. En ese sentido, al tratarse de una obra de esas características el intendente me pidió que me ocupara de este tema”, expresó.

El funcionario contó que se hicieron “cambios profundos” : se modificó la manera de inspección de la obra con la contratación de gente experta. Además, la Municipalidad tuvo otro vínculo con la empresa contratista de la primera etapa, donde se le establecieron condiciones que finalmente derivaron en que la segunda etapa la realice otra empresa.

“Se tuvo que reconducir ese comienzo que había tenido sus dificultades, parte de la calle Juramento pese a estar cerrada la volvimos a abrir para volver a hacer una compactación y no se produzcan los inconvenientes que se habían producido. Empezar con esas complicaciones y finalmente terminar obteniendo un premio la verdad que nos pone muy contentos”, expresó.

La finalidad del proyecto que presentó el municipio era que sea una obra integral que de soluciones a problemas históricos que tenía el casco céntrico de la ciudad. El eje central de este proceso fue la concepción dentro del plan de movilidad.

“Nosotros debíamos tener calles en donde la prioridad de circulación sea el peatón y aquellas personas que tengan movilidad asistida. No fue sencillo hacer entender que los colectivos no podían circular por calle Deán Funes, que los íbamos a desviar por Vicente López, porque entre otras cosas debíamos cuidar el patrimonio de la iglesia San Francisco”, sentenció.

Villada remarcó que esa idea fue muy cuestionada en ese momento porque se estaban trasladando los colectivos. “En realidad seguimos teniendo la idea de que hay que priorizar el transporte masivo de pasajeros, pero dándole un equilibrio a aquellas personas que se mueven caminando”, destacó.

El proyecto

El proyecto total son ocho etapas, pero hasta ahora la Municipalidad pudo ejecutar dos.

“En el planteo inicial era que íbamos a ejecutar tres, nunca pensamos que íbamos a poder ejecutar la totalidad. Es un proyecto muy ambicioso, pero que sabíamos que se iba a tener que dar en el marco de varias gestiones, así que estará en la nueva intendenta gestionar los recursos y obviamente que nosotros la vamos a acompañar en lo que sea necesario para poder seguir llevando adelante. La situación económica es complicada, pero seguramente se gestionarán los fondos”, expresó.

El proyecto de reordenamiento del área centro comprende todo el casco histórico de la ciudad: de Pellegrini y 25 de Mayo a Juramento y Santa Fe, y de San Martín a Belgrano. El plan de obras del área centro incluye la puesta en valor de 65 cuadras en total.

Represas

Ricardo Villada expresó que la obra de construcción de las cuatro represas en los campos militares están terminadas y que fue financiada por Nación.

“Paralelamente, había que hacer unas terrazas a los fines de que se pueda derivar la mayor cantidad de caudal cuando hay lluvia. La construcción de esas terrazas permiten conducir el agua de la serranía para que entren más eficientemente a las represas. Esto es lo que no se ha concluido en un 100%, no era parte de lo que financiaba Nación, lo debía hacer la Municipalidad conjuntamente con el Ejercito. Eso es lo que ha quedado en su mayoría pendiente”, contó.

Inmueble o dólares, ¿dónde es mejor invertir?

Opinión de Pablo Castañeda

Los argentinos consideramos, como si fuera un hecho, que los dólares estadounidenses son un refugio de valor y estamos acostumbrados a atesorar nuestros ahorros en esa moneda. Este mecanismo funciona casi automáticamente y es por esto que somos muy sensibles a los cambios de su cotización y a su intervención por parte de la autoridad de control, sobre todo en épocas de crisis o incertidumbre económica.

Resulta interesante hacer un análisis numérico y en el tiempo a efectos de determinar qué tan resguardo de valor resultan los billetes atesorados y su comparación con la inversión en propiedades, entendiendo a esta última como un competitivo directo en término de similitud de atributos, sobre todo en cuanto a la seguridad que ambos representan.

La evolución de los inmuebles en los últimos 40 años indica que su valor siempre ha aumentado y de manera exponencial, atravesando solo por dos períodos de bajas significativas, en 1982 (guerra de Malvinas) y en 2002 (crisis económica – institucional 2001).

Entonces, tomando como referencia unidades tipo céntricas, en los últimos 20 años el precio de los inmuebles subió un 160% en dólares. En cambio, en el mismo período, el que compró dólares mantuvo el valor nominal del billete y su inversión constante, ellos sin contar la pérdida del valor adquisitivo del dólar en el tiempo.

Concretamente, más allá de los vaivenes en el corto plazo, en los últimos 20 años, en la referencia, los activos en inmuebles se han apreciado a razón de un 8% anual, referencialmente en dólares.

Sumado a ello, para quien se atreva, es oportuno analizar la coyuntura, ya que el dólar actual se encuentra alto generando un buen escenario de inversión por la baja del costo de la construcción. Hoy, los inversores consiguen hasta un 25% de descuento en operaciones puntuales, lo cual hace atractivo al sector nuevamente, para anclar ahorros sin volatilidad, obtener una renta que vuelve a ser interesante por la baja del precio de inversión inicial y permitir, además, una apreciación del activo inmobiliario.

 

Fuente: el tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.