Racing es un puntero en peligro en la cancha de River

El vigente campeón de América, River Plate, recibirá en su estadio a Racing Club, el líder de la Superliga, en un partido que promete emociones y es lo más saliente del domingo que se disputará desde las 19.20, en el estadio Antonio Vespucio Liberti (televisación de TNT Sports).
La academia afrontará uno de los compromisos más riesgosos en su camino al título frente al mejor equipo del continente, que tiene escasas chances para sumarse a la lucha por ser campeón pero que buscará cortarle la buena racha al líder.

Las 66.266 localidades del Monumental se agotaron el miércoles, asegurando un multitudinario marco para el partido 174 del clásico más antiguo del fútbol argentino y que tiene a los millonarios como históricos ganadores.
En esta ocasión Racing llega como consolidado puntero, con 42 unidades, que representa un 82% de eficacia, que no le permite gozar de tranquilidad ya que su perseguidor, el sorprendente Defensa y Justicia, suma 39 puntos.

River, aún gozando del notable triunfo conseguido ante Boca en la final de la Copa Libertadores en España, tenía otras expectativas con relación a este partido y las mismas estaban ligadas a poder situarse a escasos puntos de la cima de vencer al equipo de Avellaneda en este “mano a mano”. Pero la “borrachera” de gloria que gozó al alcanzar el título continental, sumada a su participación en el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes y unas cortas vacaciones, desembocaron en las derrotas como local ante Defensa, Unión de Santa Fe y Patronato de Paraná.
Hoy River está a 17 unidades de Racing, con un partido pendiente ante Rosario Central, y aunque la victoria le guiñe un ojo hoy, asoma como ilusorio que el equipo que dirige Marcelo Gallardo pueda entrometerse entre Racing y Defensa en la carrera por la vuelta olímpica.

Pero este River, el mismo que eliminó a Racing en los octavos de final de la Libertadores 2019 con un goleada 3 a 0 en el Monumental, quiere darse el gusto de bajar el puntero.
Ese revés “copero” no deja de estar presente en la mente del entrenador Eduardo Coudet aunque hayan transcurrido cinco meses. Por eso, el Chacho dijo “no es una revancha con River ni con sus jugadores, pero sí es una revancha interna”.

Coudet no confirmó el equipo pese es casi seguro que Ricardo Centurión será reemplazado por Nery Domínguez, un cambio motivado por el bajo nivel del ex-Boca y para extraerlo del clima del Monumental y de su vieja pelea con Enzo Pérez.
En River ingresaría el paraguayo Robert Rojas para formar una defensa de tres hombres junto a Lucas Martínez Quarta y Javier Pinola. En la zona media jugaría el uruguayo Nicolás De La Cruz y no lo harían Leonardo Ponzio e Ignacio Fernández.

Fuente:(eltribuno).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.