Preocupante futuro para los profesores salteños de Educación Física

Jóvenes estudiantes reflejan sus sueños, pero también la crisis salteña. Los proyectos sobran, aunque la infraestructura y el mercado laboral son una gran incógnita.

 

Son el futuro, pero también parte del desconcertante presente. Saben lo que quieren, aunque les preocupa el mañana en un país plagado de incertidumbre e injusticia.
Luciano Alderete (26 años), Florencia Aguirre (21), Nicolás Figueiredo (26) y Nicolás Ortiz (26) son estudiantes de la carrera de Educación Física del terciario de Rosario de Lerma que quisieron compartir sus experiencias del intercambio académico y cultural vivido recientemente en Córdoba, pero la realidad social terminó siendo el eje de un futuro incierto, como es el que padece cada argentino que se esfuerza diariamente y cada vez encuentra menos puertas para abrir.

No son uno más, son parte de muchos más.
Recibidos de escuelas como la Comercial 2, la Normal o el Instituto Modelo, sus sueños no tenían límites hasta que la nueva etapa educativa y la madurez de conocimientos los obligaron a abrir la mente para sobrevivir a una “jungla de cemento” implacable.
“La verdad es que hoy en día hay incertidumbre y conflicto por la cantidad de egresados”, resaltan al unísono.
“Lamentablemente sabíamos en este país al modelo a que nos estaban llevando la clase política y hoy se ve que mucha gente está sin trabajo, carente de necesidades básicas. Nosotros lo vemos periódicamente porque ingresamos a lugares donde hay mucha gente carenciada y que día a día se le complica más sobrevivir. La pasan mal de verdad”, reconocen.

Pero lo cierto es que al “pasar lista” de sus conocimientos también fueron tajantes: “No estamos de acuerdo con el modelo de hoy o el de ayer, porque el alto grado de corrupción y la desigualdad vuelven cada tanto. Es un mal difícil de erradicar. Necesitamos alguien que en verdad haga algo bueno por la Argentina. Siempre fue un país rico, pero también sabemos que las clases dirigenciales no lo terminan de fundir”.
Claro que no piensan dejar de lado sus sueños y proyectos. “La educación física es un campo muy amplio y hay muchas perspectivas, inclusive porque se puede trabajar con personas con capacidades diferentes, algo nuevo en Salta”, lanzan como un desafío.

De todos modos también muestran la visión de muchos estudiantes al asegurar que “creemos que además se debe dar un cambio generacional que marque una diferencia que es reclamada por los propios alumnos, que ven a las prácticas convencionales con muy poco interés”.
“Lo que se hace hoy no es malo ni bueno, pero la sociedad nos pide cambios”, insistieron.
Y hasta redoblan la apuesta. “Permanentemente buscamos realizar emprendimientos para cuando nos recibamos, que sean diferentes, presentar proyectos en barrios, hoteles o inclusive hasta para fiestas infantiles. Tenemos varias iniciativas que apuntan al sector privado e inclusive con el lado alternativo de lo que es la gimnasia tradicional”, resaltaron.

“El objetivo es generar alternativas para que la gente le guste cuando hace una práctica y no se aburra como nos comentan muchos chicos de primaria y secundaria. Hay que animarse a un cambio que ya comenzó con algunos profesores de Educación Física”, reconocieron.
Pero lo cierto es que estos inminentes egresados de la carrera estuvieron recientemente en la docta para compartir experiencias y conocimientos. No son los primeros ni los últimos. Son parte de los salteños que buscan dejar a su tierra natal en los mejores lugares del planeta.
“Vimos las diferentes realidades, como por ejemplo la carga horaria que debemos realizar nosotros y ellos, además de que los beneficia una infraestructura impresionante”, reconocieron.

“Nosotros tenemos mucha más formación. Hacemos 120 horas cátedra de práctica. En Córdoba solo tienen 30 horas”, admiten con orgullo.
Pero como contraste vieron que las instalaciones educativas se asemejan a verdaderos palacios de enseñanza. “El apoyo de los diferentes gobiernos es diferente”, reconocen.
“Nosotros tenemos un espacio que nos brinda la empresa Massalín Particulares en donde practicamos fútbol, vóley y básquetbol, entre otras actividades. Es un gran respaldo empresarial que debería ser ejemplo en Salta”, admitieron.

Objetivos claros

El viaje a Córdoba también fue motivo para ver otras posibilidades educativas.
“No sentimos que estemos tan atrasados, porque ellos en realidad tienen otra mirada sobre la salida laboral. Apuntan hacia los gimnasios, la zumba, por ejemplo, porque al ver que está tan colapsado el sistema, apuntan hacia otros horizontes”, se sinceraron.
“Hace falta cambiar las tradicionales prácticas en las escuelas y abrir más la mente de los chicos. Tenemos que llevarlos a mejorar el tema de salud y el cuidado del cuerpo. Centrarnos en combatir el sedentarismo y la falta de actividad física. Tratar de sacar a los chicos del mundo tecnológico y situarlos en una práctica saludable, para que les guste la actividad física, sea cual fuere”, insisten.

“Hoy en día el sistema curricular busca que cada individuo esté relacionado en grupo y no sea una máquina individual y competitiva en el grupo, como ocurrió en otras épocas. Hay que apuntar hacia la recreación, con deportes alternativos, la libre expresión”, resaltaron.
Son un ejemplo, como muchos otros chicos con futuro, pero hay que cuidarlos.

LAS CIFRAS

900 DOCENTES
Son los estarían dando clase actualmente en Salta, mientras que más de 5.000 chicos cursan la carrera cada año.

53 ALUMNOS
y 7 docentes fueron parte del intercambio con el instituto Quality y la Facultad de Educación Física de Córdoba.

Fuente:(eltribuno).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.