Paulo Díaz trabaja aparte a la espera de su pase a River

 

Es la novela riverplatense del mercado. Al no haber jugadores que hayan podido marcharse, para fortuna del director técnico Marcelo Gallardo, la opción de comprar se redujo a solamente un nombre. Pero, a pesar de lo increíble que suena y, más aún, viniendo de uno de los equipos más grandes del fútbol argentino, a River le cuesta sumar a Paulo Díaz.

Tras disputar la Copa América Brasil 2019 con la Selección de Chile y disfrutar de unos días de vacaciones en las playas de su país, el zaguero comenzó a entrenarse para estar a tono físicamente con la ilusión de sumarse a River en los próximos días. Si bien los de Núñez y Al-Ahli (Arabia Saudita) no llegaron, aún, a buen puerto en la negociación, el defensor quiere mantenerse en forma.

En estos momentos, Díaz dejó de moverse en el complejo Pinto Durán para revivir viejas épocas y cumplir la rutina del plantel de Palestino, equipo donde surgió profesionalmente. La dirigencia del Millonario quiere comprar un porcentaje del exjugador de San Lorenzo para que el desembolso de dinero no sea tan significativo. Recordemos que la actualidad financiera de la institución está condicionada.

Hace dos días, River ofreció dos millones de dólares por el 50% del pase del jugador chileno que milita en el Al Ahli. El club árabe pretende un millón de dólares más por ese porcentaje. La dirigencia de la entidad de Nuñez tendrá que evaluar diferentes alternativas económicas para poder lograr una nueva propuesta que genere satisfacción en el equipo de Asia.

Si tenemos que pensar en sus últimos cotejos disputados, hay que recaer sobre el certamen sudamericano de selecciones. El hombre de 24 años fue suplente en cuatro de los siete partidos de su representativo nacional, pero en el compromiso por el tercer lugar ante Argentina, le tocó actuar durante los 90 minutos, con varias intervenciones importantes que dejaron en claro la razón por la que la directiva millonaria lo desea.

Pero además, el trasandino ya había tenido acción en otros partidos durante la copa. Su primera actuación fue como titular en la caída 1-0 contra Uruguay, en aquella justa trabada que definió Edinson Cavani. Luego, disputó los últimos 20 minutos frente a Ecuador, cuando los dirigidos por Reinaldo Rueda ganaron 2-1.

Sabe Díaz que cuenta con el aval y algo más de parte de quien podría ser su entrenador, Gallardo. “Lo único que espero es que podamos tener la decisión de jugar esa ficha. Me falta un jugador ahí y esperemos poder hacer el esfuerzo para que eso suceda. Quiero ser optimista. ¿Un plan B? El plan B es que todos cuestan. Tal vez sería bueno tener alguna moneda, ja. Nos está costando. Vamos a ponerle un poco de onda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.