Para Huergo quedó poco tentadora la figura del arrepentido

El desguace de la causa contra el empresario afecta esa posibilidad.

El contador Matías Huergo podría considerar, en cierto punto, favorable la resolución del juez Leonardo Bavio. Los supuestos cómplices del empresario, también.

La decisión del titular del Juzgado Federal N§ 1 de dividir la causa contra el multifacético y bien contactado emprendedor y derivar la parte más comprometida de la investigación a la Justicia provincial hace que la figura del arrepentido sea poco tentadora para él, hasta ahora, único detenido en el escandaloso caso que mantiene en vilo a varios funcionarios municipales y provinciales.

Bavio declaró incompetencia parcial de su fuero en la acusación de fraude que se le imputa a Huergo en perjuicio de fondos públicos municipales, provinciales y de los que maneja la empresa estatal Aguas del Norte. Lo mismo ocurrió con los posibles delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, cohecho (coimas) y violación de los deberes de funcionario público, que se detectaron durante la investigación previa que encaró el fiscal Ricardo Toranzos. Esa parte del ahora partido caso, la que supone penas graves e involucran a más personas, fue a parar a la Unidad de Delitos Económicos Complejos del Ministerio Público Fiscal de la Provincia.

Para la Justicia Federal quedó la averiguación de los presuntos delitos en infracción a la ley penal tributaria, que es donde se originó la causa a través de una actuación de la AFIP y la DGI por posible emisión de facturas truchas, para evadir dinero, provenientes de empresas vinculadas a Huergo.

El Código Penal establece penas de 3 y 6 años de prisión (y, en casos excepcionales, de 9 años) para ese tipo de crimen tributario.

Huergo está perfectamente habilitado para acogerse a la ley del arrepentido, que rige en el fuero federal desde noviembre de 2016. Bajo esa figura y con el fin de reducir su condena, el empresario caído en desgracia podría involucrar a quienes conformarían la asociación ilícita a la que se le acusa pertenecer. Claro está, nadie piensa que Huergo pueda ser jefe de esa banda.

Con la causa desmenuzada, la acusación en su contra pierde fuerza y los antecedentes de la Justicia salteña, en lo que respecta a investigar a funcionarios de turno, lo favorecen.

Desde la fiscalía de Ricardo Toranzos apelarán el fallo del juez Bavio, quien, anticipando esa movida, tomó previsiones al respecto. En su resolución, que se conoció el lunes pasado, invita “al juez de Garantías que le toque intervenir y en caso de no compartir el criterio sustentado, eleve copia de las actuaciones a la Corte Suprema de Justicia a fin de que dirima la cuestión planteada”.

Antecedente en una causa caliente

En una de las causas más calientes que se investigan en el país, la que lleva adelante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, contra Marcelo D’Alessio y el fiscal Carlos Stornelli, existe un reciente antecedente que va en contra de la lógica de la resolución de Julio Bavio.
En un fallo que se conoció el lunes pasado, la Cámara Federal de Mar del Plata rechazó los planteos para que parte del trámite que está a cargo de Ramos Padilla se mude de jurisdicción, hacia Comodoro Py.
Entre los argumentos de la resolución que evita el desguace se consigna: “Las reglas de la competencia territorial no son absolutas, cuando al aplicarlas median dentro del abanico legal disponibles razones superiores de orden público, orientadas a lograr una pronta y mejor administración de Justicia y que ameritan que la competencia para llevar adelante la investigación penal deba basarse en razones de eficiencia procesal, procurando con ello evitar la atomización de hechos inescindibles”.

Fuente: El tribuno Salta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.