Padres temen por el cierre de la Escuela de Música

Padres de niños del nivel inicial de la escuela de Musica “José Lo Giudice” concurren a clases en la calle Zuviría 170, se oponen al traslado a la escuela de barrio El Huaico en el período 2019. Temen que la intención sea cerrar el edificio centrico con un destino incierto. La rectora dijo  “La escuela no se cierra”.

                                           Chicos de la Escuela de Música “José Lo Giudice” se manifestaron contra el traslado el el cierre del ciclo en el edificio del Huayco.

Un grupo de padres unidos por esta decisión conflictiva se juntaron en un grupo de whatsapp para oponerse al traslado de alrededor de 150 niños, que se quedaron en el edificio de calle Zuviría durante el período lectivo 2018, con una serie de acciones y argumentos.

Pero su temor más grande según expresaron algunos padres a este medio, es que estos cursos cierren por falta de alumnos, sea la excusa perfecta para que el Ministerio termine cerrando la escuela de música, o lo que es peor, el edificio de calle Zuviría sea entregado para otros fines.

Tuvieron una reunion el viernes 30 de noviembre a las 18, en la Escuela para organizarse y oficializar el reclamo ante la rectora de la institución Silvina Añez. Luego solicitar también una entrevista con la Ministra Analía Berruezo.

El primer paso que dieron fue entregarle una nota que fue ingresada por mesa de entrada del Grand Bourg, el martes 27 de noviembre, con sus argumentos de los conflictos que genera el traslado para padres y niños.

Expresan que se hace necesario continuar con las clases en calle Zuviría 170. Y su  oposición surge porque a través de un afiche el día 12 de noviembre se dan con la novedad que el nivel inicial para el 2019, sería dictado en el nuevo edificio.

Mezclarán niños con adultos

Los padres afirman que la rectora les había informado que las clases continuaban en el mismo edificio. Que habían inscripto a sus niños y pagado la inscripción, y de un día a otro, se enteran que no era así y los que “no estuvieran de acuerdo podrían pasar a retirar los papeles y dinero de la inscripción”.

Consideraron como “una falta de respeto” comunicar así la medida. Entre los argumentos de su reclamo, en la nota enviada a la Ministra, es que el nuevo edificio no tiene suficiente el espacio para recibirlos, pero lo más grave, según remarcan, es mezclar niños de 10 a 13 años con adultos, ya que allí deberán compartir los baños con alumnos del profesorado.

Otra de sus observaciones es el conflicto que genera el traslado de los niños que aun tienen que asistir a la escuela acompañados de sus padres. Sostienen que les resultará un verdadero inconveniente movilizar a sus niños en transporte público hasta el Huaico.

Entre las dificultades, señalan además las falencias en las frecuencias de SAETA, horarios laborales y la situación de alta peligrosidad de la zona que hace imposible que los chicos de movilicen solos.

Los padres que se comunicaron con Nuevo Diario, destacan que los profesores preocupados les informaron que desde el traslado es alto el nivel de deserción de alumnos a causa del transporte, de alumnos de Cerrillos, Guemes y de barrios por los que no pasa el colectivo troncal o transversal.

“La escuela no se cierra”  

Para aclarar el tema Nuevo Diario habló con la rectora de la Escuela de Música Silvina Añez, quien se desempeña en esas funciones el 23 de abril de 2018 “Cuando nosotros nos entregaron el nuevo edificio del Huaico, el 27de febrero nos comprometimos al traslado”, indicó.

“Como sucedió durante las vacaciones, todo el traslado lo hice yo sola con mi secretario. Por una cuestión de organización decidí que unos 140 o 150 chicos de las iniciaciones quedaran en Zuviria”.

Confirmó que “la escuela no se cierra. El edificio no lo perdemos, tenemos pensado que siga funcionando como siempre de 8.30 a 22, para otras actividades artísticas interdisciplinarias”, sostuvo.

La profesora reconoció que quizás se equivocó con respecto a la inscripción para el período 2019. “Me hago cargo de lo que hice, pero tenía intenciones de continuar con las clases en Zuviria talleres de niños y adultos.

“El hecho es que ante la realidad y la dificultad de personal para el manejo institucional de dos edificios y el compromiso asumido en febrero con la entrega del edificio, se decide el traslado de lo que es dictado de clases”.

A la vez aseguró que el edificio continuará perteneciendo a la Escuela de Música, con un proyecto que será puesto en marcha el año que viene, presentado por dos profesoras dispuestas a donar su tiempo, referido a otras actividades artísticas bajo una nueva figura que se conocerá en breve”.

Sobre la problemática del transporte señaló que “hay un colectivo trocal que entra al barrio El Huaico y los deja en la esquina de la escuela Tomás Cabrera. Hay lugar y espacio para todos. Los horarios de los chicos serán los mismos, no se van a tocar”, concluyó.

Fuente:(nuevodiario).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.