Milagro Sala fue condenada a cuatro años de prisión por “lesiones graves”

La referente de la organización Tupac Amaru fue juzgada por la golpiza al dirigente “Luca” Arias y un compañero. Continuará con prisión domiciliaria.

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Jujuy condenó por unanimidad a cuatro años de prisión a la dirigente social Milagro Sala, al hallarla culpable del delito de “lesiones graves”contra otros referentes sociales en 2006.

Sala, enjuiciada por los magistrados Ana Pérez Rojas, Mario Puig y Claudia Sadir, llegó a juicio oral acusada de la autoría del delito de lesiones graves calificadas por el concurso premeditado de dos o más personas.

La audiencia comenzó pasadas las tres de la tarde  y la sentencia también determinó que la exdiputada provincial continúe detenida en su domicilio del barrio Cuyaya.

El hecho denunciado, del cual la dirigente aseguró “no ser culpable”, ocurrió en dependencias del Ministerio de Infraestructura el 3 de julio de 2006, y el principal agredido fue el ya fallecido lider de la organización CCC, Cristian César Arias (alias “Luca”), quien recibió una golpiza de parte de la dirigente y otras personas, de acuerdo a lo establecido en el juicio.

Los jueces Claudia Sadir, Ana Pérez Rojas (presidente de trámite) y Mario Puig, miembros del Tribunal en lo Criminal N° 1.

Los jueces Claudia Sadir, Ana Pérez Rojas (presidente de trámite) y Mario Puig, miembros del Tribunal en lo Criminal N° 1.

Los fiscales representantes del Ministerio Público Fiscal (MPA), Marcelo Cuellar y Diego Cussel, habían alegado que estaba “perfectamente acreditado y apoyado en pruebas” que Salafue “una de las integrantes del grupo que golpeó a Arias”.

Por su parte, la defensa, que además de la absolución había pedido varias nulidades, entre ellas la del proceso, justificó su pedido en que hubo “un claro armado y proceder ilegal” del juez que elevó la causa a juicio, Pablo Pullen Llermanos; argumentó que se afectó en distintas instancias el derecho a defensa, y planteó la prescripción de la causa por el período transcurrido.

También los abogados defensores argumentaron un falso testimonio del principal testigo, Juan Carlos Maidana, quien estaba con Arias en el momento de los hechos.

Por el debate oral pasaron un total de diez testigos, y Sala hizo uso de su derecho a prestar declaración asegurando “no ser culpable”, al sostener que “ese día habían sido convocadas varias organizaciones sociales al Ministerio de Infraestructura por una redistribución de obras de viviendas”, hubo una “pelea entre compañeros” de la CCC y la CTA, pero que ella se había retirado del lugar sin haber participado del hecho.

Fuente: Vía País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.