Maestros de religión serán reubicados en otras tareas

Una resolución oficial les da estabilidad en el sistema educativo, ya sea en el acompañamiento a las trayectorias escolares o en la gestión institucional.

La resolución 5601 del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Salta dispuso la reubicación de los docentes interinos de educación religiosa en tareas de acompañamiento a las trayectorias escolares o a la gestión institucional, áreas en las que fueron capacitados estos meses. El sector venía luchando para no quedar afuera del sistema estatal desde que la Corte Suprema de Justicia ordenó que no debían darse contenidos de religión en el horario de clases.

La supervisora de Núcleo, Ana Herrero, precisó que “esta resolución es el paso que nosotros esperábamos para poder brindar estabilidad laboral a los docentes interinos de religión”. A partir de ahora se activa un circuito administrativo que reubicará a estos maestros en la medida que las vacancias vayan surgiendo en las escuelas.

No obstante, Herrero aclaró que “esto no se hace de hoy para mañana, es todo un proceso en el cual ya estamos trabajando”, estimando que podría completarse hasta fin de año. Indicó que los docentes de religión interinos son 435 en la provincia, pero que de estos 27 no cursaron o no aprobaron los trayectos generados por Planeamiento Educativo. De todas maneras se evalúa una segunda etapa de capacitación.

Algunos maestros imparten clases de religión optativa en contraturno a aquellos niños cuyos padres quieren que sus hijos asistan. Pero estos son muy pocos y hay establecimientos primarios públicos que directamente no la dan.

Silvana Acosta, una de las delegadas de los departamentos del norte provincial, de Orán y San Martín, donde inició la lucha por esta fuente laboral, dijo: “Todavía no sabemos con seguridad cómo harán la reubicación, hay que esperar, lo importante es que tenemos trabajo y donde nos reubiquen, bienvenido sea”.

Según algunas conversaciones, podrían ocupar puestos administrativos en instituciones primarias o secundarias, núcleos, BSPA o terciarios, de acuerdo a las necesidades escolares, que se sabe son muchas. Hay directivos que reclaman que no tienen personal para las cuestiones administrativas, les falta preceptores y talleristas, entre otros cargos. Para esto se van a analizar todos los legajos.

Fuente: El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.