Los manteros se niegan a abandonar las peatonales.-

Se manifestaron en contra de los controles policiales. Quieren seguir vendiendo a partir de las 21.La Policía avanza en su plan de aplicar el Código Contravencional.

Manteros se manifestaron ayer en rechazo al cambio de horario que establece que pueden vender sus productos en el centro desde las 23 y no a partir de las 21, como lo venían haciendo. Además, repudiaron los operativos policiales que se vienen realizando. Por la noche, tras una jornada de tensión, lograron comenzar a trabajar antes de las 22 en las peatonales.

Los comerciantes callejeros expresaron que el permiso para estar en el centro recién a las 23 es igual que nada, porque nadie compra a esa hora.

Desde la Municipalidad, en tanto, resaltaron que el Ministerio de Seguridad está haciendo cumplir lo que establece el Código Contravencional con respecto a la venta ambulante.

Alrededor de las 10, unos 400 manteros se concentraron en la esquina de San Martín y Córdoba. Luego marcharon hasta el Centro Cívico Municipal.

Cerca del mediodía, nueve delegados se reunieron con el subsecretario de Coordinación General de la Secretaría de Gobierno, Ignacio González. “Queremos llegar a un acuerdo. Los policías nos persiguen y nos quitan la mercadería. Golpean y arrestan a los vendedores como si fueran delincuentes. Exigimos una solución y que pare la mano la Policía”, manifestó a este medio Rosa Girón, referente del Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (SIVARA).

“Desde hace unos días que no nos dejan entrar a la peatonal a partir de las 21. Antes había un acuerdo de palabra y podíamos vender después del horario de cierre de los negocios”, dijo la mujer.

Girón apunto contra la Cámara de Comercio, que reclama más controles y difundió que en el centro de Salta capital hay tantos puestos ilegales como en la ciudad de Buenos Aires.

“La Cámara de Comercio lo que debería exigir es una economía de crecimiento. Hay recesión porque hay más despidos. Los extrabajadores formales ya no compran con tarjeta de crédito y optan por los ambulantes. Incluso muchos de los despedidos se vuelcan a la venta callejera”, sostuvo y agregó que los ambulantes no tienen otra opción.

Alrededor de las 13 los delegados salieron del Centro Cívico Municipal gritando: “No hay solución. No quieren manteros. La Policía no nos quiere en las peatonales pero no nos vamos a mover”.

Por la tarde hubo una nueva reunión, pero los resultados fueron los mismos. Ignacio González, manifestó a El Tribuno: “Hay una decisión de la Policía de hacer efectivo el cumplimiento del Código Contravencional. Me reuní con los vendedores y les transmití esto”.

Noche tensa

Después de una larga jornada de incertidumbre y de protestas, los manteros pudieron trabajar anoche en la peatonal Alberdi, sin embargo eso no los dejó tranquilos porque saben que les espera otro día complicado.

Hoy a partir de las 10 los vendedores se reunirán nuevamente en la plaza Francia para definir cómo continúa la lucha.

Anoche, después de las 21, se instaló un primer grupo sobre la peatonal Alberdi, entre San Martín y Urquiza, ante la mirada de unos pocos policías.

El clima estuvo más tenso en la siguiente cuadra, entre Urquiza y Alvarado, donde también había manteros que querían desplegar su mercadería antes del horario que se había anunciado como el autorizado: las 23

Los vendedores se quejaron ante el inspector a cargo, quien trató de hacerles entender que no podían vender. Después de algunos minutos el agente hizo una llamada telefónica y les pidió que “aguantaran” 15 minutos (hasta las 21.45) y se podrían instalar, aunque el permiso era solo por anoche. La cuadra entre Caseros y Alvarado, en tanto, se habilitó para los ambulantes alrededor de 22.45.

La postal no era la de siempre. Los vendedores eran menos que de costumbre y sacaban sus artículos con miedo. “Algunos decidieron no venir por miedo de que les quiten la mercadería. Es lo único que tenemos”, dijo María.(eltribuno).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.