Lo que le conviene a Macri no le hace bien al país.-

El presidente Mauricio Macri admitió, por fin, que su círculo íntimo le explicó que no le conviene que Cristina Fernández vaya presa

 

Que lo que más le sirve es que la exjefa de Estado se siga desgastando, así compite como candidata a presidente, y termina perdiendo contra él. Pero Macri también dijo que “esto que pasa”, o sea, la investigación derivada de los cuadernos de Oscar Centeno, “le conviene al país”.

Entre la conveniencia y el deber hay mucho trecho. Hay, por ejemplo, la presunción objetiva de que Cristina Fernández es la jefa de una asociación ilícita que recaudó dinero en forma ilegal por miles de millones de dólares. Está también la sospecha de que entorpeció una y otra vez la investigación de jueces y fiscales, lo que implica un argumento de mucho peso para dictarle la prisión preventiva.

Aporto tres datos duros: el sorpresivo giro de los casi 6 millones de dólares a la caja de seguridad de su hija Florencia Kirchner para que no le sean embargados de su cuenta; el instrumento financiero que armó Máximo Kirchner para seguir cobrando los alquileres por afuera de la intervención judicial y la confirmación de que su contador adulteró los datos de los libros de las sociedades y los balances a pedido de la expresidenta.

Hay, además, indignación social por el hecho de que Cristina Fernández usa sus fueros como un privilegio para evitar la cárcel, cuando ya están detenidas casi 40 personas, entre ex funcionarios y empresarios, por delitos de corrupción que, directa o indirectamente, están vinculados con sus decisiones.

Macri puede ganar o perder las próximas elecciones para Presidente, pero no debería mover un dedo para evitar que su antecesora sea investigada, condenada, despojada de sus fueros, y eventualmente de su libertad.

En la Argentina, entre el 60 y el 70 por ciento de los presuntos delincuentes sin condena firme permanecen en la cárcel por decisiones que corresponden al criterio del juez. Pero si los estrategas del primer mandatario empiezan a mover los hilos para garantizar la impunidad de Cristina con la intención de que sea candidata, serán considerados cómplices, igual que la mayoría de los peronistas que se niegan a soltarle la mano. Fuente: (infobae).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.