Lavagna avisa que sólo será candidato por consenso y pierde fuerza su postulación

El ex ministro tomó la decisión luego de repasar sus números con un conocido encuestador.

Roberto Lavagna sigue coqueteando con su candidatura presidencial, aunque las exigencias que pretende establecer para sumarse al peronismo de centro empiezan a hacerle perder fuerza a su posible postulación.

El ex ministro de Economía hizo saber en las últimas horas que de ninguna manera competirá en una primaria de Alternativa Federal (donde también se candidatean Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa) y que sólo será el candidato a presidente si es por consenso de todos los sectores, algo que a esta altura parece prácticamente imposible aunque en política todo puede ser.

Según supo LPO, la decisión de enviar esa advertencia la tomó luego de reunirse con el encuestador de una reconocida consultora, quien le habría dado un panorama no muy alentador sobre su candidatura.

“Si es una concertación, hay que sentarse (a lograr un consenso). Por eso no tiene sentido hablar de primarias o cosas por el estilo. Eso es poner el carro delante del caballo. Unas primarias son una imposición”, dijo una fuente muy cercana a Lavagna al diario La Voz.

Fue una respuesta directa al planteo que esta semana le hizo Urtubey. “Si tiene vocación de ser candidato, tiene que animarse a ir a una gran Paso. Es muy difícil pretender erigirse como el representante de sectores tan diversos. Hay que salir de la lógica del personalismo y de la rosca entre políticos”, opinó el salteño.

 

El problema del planteo de Lavagna es que tanto él como Miguel Ángel Pichetto -el principal promotor de su candidatura- saben que es imposible que hoy por hoy Urtubey y Massa se bajen de su candidatura. Ambos confirmaron que quieren ir por la presidencia y este martes se mostraron juntos en Salta e hicieron saber que ratificaron la idea de ir a una primaria.

Fuentes del peronismo de centro aseguraron a LPO que no ven al ex ministro de Economía como candidato presidencial y creen que se terminará bajando. De hecho, Lavagna hizo esta semana algunos gestos en ese sentido como avisar que no irá al encuentro que Luis Barrionuevo le armó con pesos pesado del sindicalismo y tampoco a la cumbre de Argentina Federal en Mar del Plata.

En el espacio que también conforman los gobernadores peronistas son pocos los que creen que Lavagna -que en marzo cumplirá 77 años- tenga ganas de someterse al feroz ritmo de una campaña presidencial que se extenderá al menos seis meses. De hecho, el ex ministro hasta ahora no salió de sus casas: recibió en Saavedra a Massa y Sergio Uñac, y en Cariló a Pichetto y Miguel Lifschitz.

Fuente:(politicaonline).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.