La tomatera cerró sus puertas de forma definitiva

GENERAL GÜEMES

Agroindustria La Sierra venía sufriendo graves problemas financieros que terminaron produciendo su cierre.

La empresa Agroindustria La Sierra, o tomatera como se la conoció desde su inauguración, cerró en forma definitiva sus puertas debido a problemas financieros generados por conflictos internos entre los socios, dejando a 47 familias a merced del flagelo de la desocupación.

La empresa dejó de procesar tomate hace más de un año; los empleados, quienes trabajan en forma cíclica, es decir solo durante la temporada del tomate, no fueron convocados para la temporada 2018, tampoco recibieron explicación alguna sobre los motivos.

Mucha incertidumbre

En varias oportunidades se acercaron en busca de información sobre lo que estaba ocurriendo con la empresa y sobre lo que podría pasar con el personal, nunca hubo una clara respuesta a estas preguntas, lo que obligó a que los afectados buscaran el amparo del gremio de la Alimentación.

En agosto del presente año hubo una manifestación conjunta frente a la tomatera, logrando ser recibidos por el responsable de la firma.

Se pudo saber que la empresa mantenía deudas millonarias por la falta de pago en los servicios y que no podía afrontar esos compromisos.

“La empresa presentó en el Ministerio de Trabajo de la Nación el inicio de un proceso preventivo de crisis intentando abonar solo el 50% a los únicos 7 trabajadores de planta permanente y nada a los 39 temporarios”, inició su relato el secretario del gremio que agrupa a los trabajadores, Zenón Cardozo.

Una firme oposición

“Como gremio nos opusimos a esta propuesta, consideramos que no había motivos para un proceso preventivo, que la única intención de la empresa era cerrar la fábrica sin pagar a los trabajadores, logrando, con el apoyo de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, en las personas de los doctores Alfredo Batule y María Figalo, que se pague el 100% de lo adeudado. La empresa deberá invertir unos 12.000.000 de pesos en sanear esas deudas”, explicó el secretario gremial.

Dependiendo de la antigedad de cada trabajador, teniendo en cuenta que la empresa Agroindustria La Sierra abrió sus puertas por primera vez en el año 1997, cobrarán entre 900.000 aquel que ingresó en ese año, a 20.000 los ingresos más recientes que datan de algunos meses.

Plazos de pago

Se acordó que los montos más pequeños serán percibidos por los trabajadores el 10 de diciembre y el resto deberá hacerlo hasta antes del 31 de mayo con una actualización adicional del 5%.

Con este cierre se pierde una de las empresas que fue emblemática en sus comienzos en el Valle de Siancas, una de las primeras instaladas en lo que hoy es el predio del Parque Industrial.

Se sabe que en sus mejores años llegó a procesar hasta 30.000 toneladas de tomates por temporada y ocupó hasta 70 trabajadores.

También benefició a muchos productores de la zona con la compra de las producciones de tomates.

Fuente:(eltribuno).-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.