La tibia desmentida del Gobierno sobre la expulsión de Triaca, el salvavidas Francisco y los posibles reemplazantes

Tras las versiones de que Sica había logrado convencer a Macri de echar al secretario de Trabajo, el ministro de Producción y Frigerio intentaron desestimar esa modificación en el Gabinete, pero sólo patearon la pelota hacia arriba. De hecho, desde el entorno de Triaca dicen que “es cuestión de tiempo” y se habla que podría emigrar al Vaticano.

 

Tras la escalada de versiones que indicaban que Dante Sica, actual jefe de Jorge Triaca, había logrado convencer a Mauricio Macri de echar a este último, el ministro de Producción no tuvo más opciones que hablar del tema. Sin embargo, fue poco contundente y lanzó una tibia desmentida acerca de la expulsión del actual secretario de Trabajo del Gabinete presidencial.

“Jorge (Triaca) es secretario de Trabajo, estamos trabajando, participó junto conmigo en la negociación que estamos llevando adelante, y no hay ningún cambio por este momento”, ensayó como respuesta Sica, remarcando lo que se sabe -el cargo que ocupa el funcionario- y que la salida no se dará “por este momento” pero dejando lugar a que podría ser más adelante, según Infobae tras la reunión de Gabinete de hoy.

El ministro de Producción, actual jefe del hipotético despedido, sostuvo que “el secretario de Trabajo del Gobierno sigue siendo Jorge Triaca”. Y agregó: “Está trabajando con nosotros. Hoy a la tarde tenemos juntos una visita a la Feria del Empleo que se va a realizar en Lanús y sigue siendo el secretario de Trabajo”.

Poco antes de la tibia desmentida de Sica, en el mismo salón de los pueblos originarios de la planta baja de la Casa Rosada, Rogelio Frigerio fue aún más impreciso y pateó la pelota a la tribuna: “Ninguna información respecto de eso”.

Según el portal LPO, Macri habría aceptado la presión de Sica y tomado la decisión de desplazar de su cargo a Triaca. Sin embargo, la ambición del ministro de Producción no se detiene allí, ya que también tiene planeado conseguir que el Presidente eche a Luis Etchevehere de Agroindustria, lo cual le daría mayor margen del control sobre dos exMinisterios que ahora están bajo su comando.

Si bien una versión es que el secretario de Trabajo podría dejar oficialmente su cargo antes de la cumbre del G20, a fin de mes, desde el mismo medio sostienen que en el Gobierno no tienen la fecha determinada porque depende del futuro de Etchevehere. Es decir, la cuestión para decidir cuándo se va Triaca sería si también se va o no el hombre de la Sociedad Rural y quién es el primero.

El plan del Gobierno es disimular las salidas con una “reestructuración” de la cartera de Producción. Esto implicaría la eliminación de las “secretarías de gobierno”, un cargo por debajo de los ministros pero por encima de los secretarios de Estado que Macri y Marcos Peña inventaron cuando redujeron el Gabinete, y que en los hechos hizo que no existiese recorte alguno de la “política”.

Dos meses después de esa quimera, Peña quiere borrar en los próximos meses a los secretarios de Gobierno. El de Triaca, entonces, sería el primer caso de la eliminación de esa categoría, por lo que su sucesor sería secretario de Estado.

En ese orden, Sica quiere que la restructuración sea completa y, aprovechar, y sacarse de encima también a Etchevehere, con quien también está enfrentado. No obstante, la resistencia del dirigente rural sería mayor, dado que el extitular de La Rural tiene más apoyo de Macri que Triaca, ya que echarlo implicaría un posible nuevo ruido con el campo. Esa disputa es la que podría posponer la salida de Triaca.

¿Qué pasará con Triaca? Fuentes oficiales consultadas por Infobae lanzaron la hipótesis Papa Francisco: según ésta, Peña le ofreció la Embajada del Vaticano, que hoy ocupa Rogelio Pfirter y cuya gestión no está muy bien vista por la Jefatura de Gabinete ni por Macri, claramente debido a la crítica mirada del Sumo Pontífice respecto de la administración Cambiemos. Es que el exministro de Trabajo tiene una relación relativamente cercana con Jorge Bergoglio. Desde el entorno del funcionario filtraron que la posible salida a Roma depende de una decisión familiar.

Finalmente, resta saber quién ocuparía el lugar vacante por la salida de quien se iría al Vaticano. Las versiones periodísticas hablan de una danza de cuatro nombresTomás Calvo, el abogado de la UOM, un sindicato fuertemente enfrentado con el actual secretario de Trabajo; Lucas Fernández Aparicio, despedido por Triaca en agosto de la Secretaría de Atención Ciudadana, hombre de Guillermo Dietrich y muy cercano a los gremios del transporte; Horacio Pitrau, actualmente secretario de Empleo, impulsado por su jefe con prenda de negociació; y Marcelo Villegas, el actual ministro de Trabajo bonaerense, cosa que implicaría sacarle un soldado a María Eugenia Vidal.

Fuente:(politicaargentina).-

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.