Inundados piden médicos y defensas para el río Dorado

Solicitan obras de protección en márgenes del río. También necesitan asistencia sanitaria.Se quejaron por la falta de alimentos y la proliferación de mosquitos por el calor.

Con apenas la primera lluvia, el río arrasó con las comunidades wichis anteñas. Ellos no quieren imaginar la catástrofe que vendrá con las tormentas de verano si es que las autoridades no toman medidas urgentes.

El sitio informativo Anta Periodismo pudo acceder al área más crítica de los inundados en Anta y conversó con el cacique Hugo Yance y con Daniel Roldán, vocal de la comunidad Enacore. Ellos solicitaron médicos que recorran las comunidades indígenas donde hay personas enfermas sin posibilidades de recuperarse, y dijeron que las pérdidas materiales que tuvieron, incluyendo la mercadería que les habían donado para un comedor, son totales. Los dirigentes indígenas insisten en el pedido de defensas sobre la margen del río Dorado porque de lo contrario será una catástrofe en el verano: “La situación es grave, son las primeras lluvias que han caído y se perdió casi un ciento por ciento”, manifestó el cacique Yance.

Sobre la inundación de octubre, dijo: “Ha sido de sorpresa, nunca se había inundado así, gracias a Dios no hubo ninguna pérdida humana. Pedimos al Gobierno que visiten la comunidad. Ver un vídeo es una cosa pero apersonarse es otra, para que vean la realidad, lo que estamos viviendo. El tema de las ayudas, algunas han llegado, otras no. Estamos agradecidos con lo poco que ha llegado pero no es todo. Los bienes se han perdido por mayoría, han llegado algunas cositas como colchones, frazadas, mercadería, no mucho pero algo llegó”.

En cuanto al tema sanitario, Anta Periodismo informó que después de la inundación, lo que más necesitan es asistencia sanitaria. “Pedimos por el tema de salud, que es lo más importante. Voy a pedir al área de Salud que se pueda apersonar a las comunidades porque no es tan solo nosotros de la Enacore, hay otras comunidades que también están sufriendo lo mismo. Hay comunidades vecinas, Emanuel y Palo Santo, la Ichi Lewet, después hay otra en Pizarro que no llegué. Sabemos que después de las inundaciones vienen muchas enfermedades”. Además, el cacique Yance mencionó un detalle que no es menor: “En la zona han empezado a abundar los mosquitos”.

Daniel Roldán, vocal de la comunidad, añadió: “Que manden médicos, dermatólogos, porque hay muchos niños que tras de esto empiezan con desarreglo, problemas en la piel”. Solo hay una enfermera que se ocupa de la comunidad, a quien agradecen mucho su trabajo pero no es suficiente.

A cerca de las obras de defensa sobre el río Dorado, el cacique Yance expresó: “Nosotros desde hace mucho tiempo venimos reclamando por una defensa, de contención del margen del río Dorado. Se ha trabajado pero no como debería ser. Desde este medio pedimos con mucho respeto a las autoridades competentes esto para que se lleven a cabo las obras, a toda la parte gubernamental que pueda tener un poco más de seriedad en esto. Actualmente la misión está en el borde, antes era el 60 %, el 80 %, hoy es el 100% de inundación. Ya hay un peligro total dentro de la comunidad”. Sobre los motivos de este peligro, Yance le dijo a Anta Periodismo: “Lo más grave es que el ferrocarril se ha movido, se ha abierto por ambas partes, ese ha sido el problema de las inundaciones. Nosotros estamos frente a la finca Graneras y teníamos el ferrocarril como muralla de contención, hoy se ha desmontado todo a los dos costados, se ha canalizado el agua, y el río se sale del cauce, a lo que se suma el agua de los campos, de los drenajes, es muy serio el problema”.

La comunidad Enacore está compuesta por alrededor de 200 familias, cerca de 1.000 personas. El cacique Yance asegura que el 80% resultó afectada por la inundación, y dijo que la ministra de Desarrollo Social y Asuntos Indígenas, Edith Cruz, se comprometió a crear un cuerpo de bomberos voluntarios dentro de la comunidad “porque no tenemos asistencia, sabemos que en estos casos es grave, quizás hay bomberos pero no llegan a asistirnos”, dijo.

Con respecto a las pérdidas, Yance lamentó la mercadería que les donaron para un comedor y que el agua arruinó.

Daniel Roldán agregó ante el micrófono de Anta Periodismo: “Nosotros estamos en el MTL que nos ayudó con mercadería, estábamos armando un comedor, sucedió que nos llegó la creciente y no atinamos a nada porque llegó de madrugada y la mercadería se perdió en un 60 por ciento”.

Agregó: “Estamos pidiendo a todas aquellas familias, a las personas de buen corazón que nos ayuden para poder continuar, como dije siempre, la lucha es para los niños, los grandes, mal que mal, la pasamos”.

Roldán detalló que en la comunidad Ichi Lewet, de 500 personas, también iban a abrir otro comedor “allí se complicó la situación ante la pérdida de mercadería por la inundación. Nadie habla de que las comunidades wichi de Apolinario Saravia y Luis Burela se inun daron”.

Fuente:(eltribuno).-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.