Insólitas lluvias convirtieron a la Puna en una zona de desastre

El diluvio andino dañó caminos, vías férreas, defensas, acueductos, casas y escuelas. Con esfuerzos mancomunados, la región se recupera poco a poco de la pesadilla. 

En la Puna salteña muchos caminos siguen dañados y quedan calles cubiertas de lodo en las poblaciones andinas que desde la semana pasada se vieron sorprendidas por lluvias torrenciales en la región más árida de la provincia.

El inusual diluvio cordillerano cortó rutas, rompió defensas hídricas, afectó vías férreas y dañó acueductos, escuelas y viviendas en distintas localidades de la Puna, la Quebrada del Toro y los Valles Calchaquíes.

Por fortuna, el desastre climático no tuvo consecuencias trágicas, como en el verano de 2012, cuando una joven madre embarazada y sus dos nenas murieron aplastadas por el techo de su vivienda, en Olacapato, en medio de un temporal de agua y granizo.

De todos modos, en esa localidad, San Antonio de los Cobres, Salar de Pocitos, Pastos Grandes y otros poblados del departamento Los Andes equipos municipales, viales y de empresas mineras, policías, gendarmes, agentes sanitarios, docentes y vecinos continúan trabajando a destajo en la recuperación de infraestructuras afectadas y la asistencia crítica a familias damnificadas.

En años anteriores, crecidas aluvionales y desmoronamientos aislaron durante semanas a muchas poblaciones de la región, pero esta vez las respuestas se mostraron mucho más aceitadas.

Más preparados

Al respecto, el vicepresidente de la Cámara de la Minería de Salta, Facundo Huidobro, resaltó que los municipios de la Puna, organismos viales y empresas mineras tomaron nota de experiencias anteriores y se prepararon, en varias reuniones previas, para actuar de manera coordinada ante esta clase de eventos climatológicos. “Podemos afirmar, con plena seguridad, que lo que antes tardaba semanas en restablecerse este verano tomó apenas unos días”, sostuvo el geólogo de Mansfield Minera que secunda a Iván Gómez Márquez (Bórax Argentina) en la conducción de cámara salteña del sector.

La entidad recordó que en la Puna salteña existen hoy fuertes expectativas de desarrollo económico y de incremento de empleo, algunas ya materializadas con avanzados proyectos. “Muchas empresas están trabajando para comenzar la producción de diferentes minerales en estos próximos años”, precisó Huidobro.

Muchas calles de San Antonio de los Cobres siguen cubiertas de lodo.

El referente de Mansfield precisó que la producción minera requiere el transporte constante de insumos y productos, como así también de personas que trabajan en la actividad.

“Lamentablemente el estado de las rutas en la Puna no acompaña las necesidades de los sectores productivos salteños en la actualidad”, recalcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.