Fue condenado por amenazas contra su expareja

ORÁN

El agresor tiene prohibido acercarse a la mujer por los próximos años.

El magistrado de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, Raúl Fernando López, sentenció en juicio abreviado a Julio Alberto Rasaro, de 45 años, a la pena de siete meses de prisión en suspenso, por resultar autor material y penalmente responsable del delito de amenazas contra su ex pareja. Asimismo, el agresor fue absuelto del delito de desobediencia judicial

Asimismo, el juez López dictaminó que, a lo largo de los próximos dos años, Rasaro deberá cumplir una serie pautas de conducta. En primer lugar, tendrá que constituir domicilio e informar inmediatamente ante cualquier cambio. Además, no podrá acercarse a la víctima a un radio inferior de 100 metros y, a su vez, se le prohibió realizar actos de violencia física o psicológica en contra de la denunciante.

En este marco, Rasaro deberá someterse al control del Programa de Inserción Social y Supervisión de Presos y Liberados. En caso de incumplimiento de cualquiera de estas reglas, el magistrado ya le advirtió que podría revocarse la condicionalidad de la pena y volverse efectiva. El episodio de violencia ocurrió en Pichanal, cuando Rasaro, en estado de ebriedad, interceptó a su ex pareja en la vía pública. Desde allí, la siguió hasta la casa, donde efectuó las amenazas.

Por otra parte, el vocal de la Sala VII del Tribunal de Juicio, Francisco Mascarello, condenó a Facundo Alfredo Velarde, de 32 años, a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional. El magistrado resolvió que el acusado resultó autor material y penalmente responsable de los delitos de desobediencia judicial, en dos hechos, privación ilegítima de la libertad y amenazas, todo en concurso real.

Asimismo, el juez le impuso a Velarde una serie de reglas de conducta que deberá seguir por el término de dos años: fijar domicilio y comunicar cualquier cambio; someterse al cuidado del Programa de Inserción Social y Supervisión de Presos y Liberados; abstenerse de consumir estupefacientes y bebidas alcohólicas; no cometer nuevos delitos; abstenerse de ejercer actos de violencia física o psíquica en perjuicio de la denunciante; realizar tratamiento psicológico previa evaluación de un profesional.

Fuente:(intra).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.