Francia también pudo con la garra uruguaya.-

La Selección europea derrotó a Uruguay por dos a cero con goles de Raphaël Varane, a los 40 minutos del período inicial, y de  Antoine Griezmann, tras un grave error del arquero charrúa Muslera, a los 15 del segundo tiempo. Los galos se metieron en las semifinales del Mundial de Rusia.

Raphaël Varane, defensor de Francia, celebra con alma y vida su gol, ante Uruguay.

 

Uruguay salió compenetrado, metido en el encuentro, y marcó presencia desde un principio. Y antes de los cinco minutos tuvo una chance clara cuando Rodrigo Bentancur se conectó con Suárez y Stuani, pero el disparo de este último se fue desviado. Uruguay avisaba y Francia se veía sorprendido por ese inicio charrúa.

Francia espera agazapado y con Kylian Mbappé listo para salir de contra como lo hizo contra la Argentina. Pero Uruguay sabía que si le daba espacios se tornaría imparable en velocidad por eso lo controló desde bien cerca. En diez minutos el partido era intenso, se metió más de lo que se jugaba, por eso el peligro en las áreas brillaban por su ausencia.

Un cuarto de hora debió esperar Francia para llegar con algo de peligro al área de Uruguay. Fue cuando el defensor Pavard ganó por derecha a pura velocidad, tiró un centro preciso a la cabeza de Giroud, y este se la bajó a Mbappé, quien con otro cabezazo intentó vulnerar a Muslera, pero la pelota se fue arriba del travesaño.

                                                                                                 Olivier Giroud, de Francia, no llega a conectar la pelota. Miran Godín y Nández.

Francia después del cuarto de hora comenzó a tener la pelota en su poder, Uruguay jugaba con la cautela, se movía en bloque y apuesta a la pelota parada. A los 23, Benjamin Pavard, autor de un golazo contra Argentina, va y viene por la banda derecha. El defensor francés es una pesadilla para la defensa uruguaya porque Matías Vecino no ayuda en la marca y Diego Laxalt no logra controlarlo, y por ahí Francia comenzó a atacar y llegar con más facilidad hasta Muslera, aunque casi siempre sin peligro, aunque el charrúa no se debe descuidar.

                                                                                         Kylian Mbappé, de Francia, intenta dejar atrás a Diego Laxalt, defensor de Uruguay.

Sobre la media hora, el encuentro se hizo monótono, aburrido, sin llegadas. De un lado y del otro cortaban el juego con continuas infracciones como táctica para no dejar “despegar” al rival. Uruguay hacía muy bien su trabajo Tenía bien estudiado el libreto. Achicaba espacios, apretaba a Paul Pogba que no podía agarrar la pelota, y le doblaba la marca a Mbappé. Hasta que faltando 5 minutos para el final del período inicial, Antonine Griezmann tomó un tiro libre, puso la pelota en la cabeza del central Raphael Varane quien, de cabeza, puso el inmerecido 1 a 0 (PT4′).

A un minuto del final, el que tuvo una pelota parada a su favor fue Uruguay. Y el que tuvo el empate fue Martín Cáceres, quien sacó un cabezazo perfecto, que obligó a una atajada espectacular de Hugo Llorís, quien salvaba a Francia de la igualdad. Así se fue el período inicial, que los galos sacando una pequeña ventaja.

                                                                                             Varane, marcador central de Francia, salta más alto que todos para poner el 1 a 0.

 

Uruguay cambió su libreto en el inicio del complemento. Salió decidido a apretar a Francia en su propio campo, y buscar a través de Luiis Suárez y Cristhian Stuani (reemplazó a Cavani) la igualdad. Pero un error Muslera, quien dudó en la salida
y casi termina en un blooper. El arquero charrúa demoró en despejar la pelota con el pie, lo apuró  Olivier Giroud y le bloqueó el remate. La pelota se fue apenas pegada al palo (ST 3′).

Y Uruguay tenía a esta altura un dilema: necesitaba en forma imperiosa adelantarse y atacar más por encontrarse en desventaja, pero también sabía que si hacía en forma desordenada le dejaría espacios  a Mbappé que este podría explotar. Y en este contexto, los charrúas decidieron ser prudentes, mantener la línea de cuatro. El Maestro Tabárez decidió entonces sacar a un tibio Rodrigo Bentancurt,  y promover el ingreso del Cebolla Rodríguez para darle aire al medio juego. Pero un  Increíble error de Fernando Muslera, le permitió a Antoine Griezmann poner el 2 a 0. El delantero le pegó débil  de zurda, la pelota se le escurrió de las manos al arquero uruguayo y terminó adentro (ST 15′).  El golpe llegó justo cuando Uruguay se reacomodaba con los dos cambios. Un verdadero mazazo para la celeste.

                                                                                                                            Todo Francia festeja el segundo gol, el de Antoine Griezmann.

A partir de ahí, Uruguay entró en el nerviosismo. Francia dominó con autoridad y comenzó a mover la pelota de punta a punta, con Pogba como eje del mediocampo. Ya a la media hora Francia se florea a puro toque. Francia no deslumbró como ante Argentina pero fue muy superior a Uruguay, que nunca pudo salir del shock que le significó el segundo gol tras el error de Muslera. No hay dudas que la celeste se va de Rusia con la cabeza en alto.

 

Estadio: Nizhny Novgorod ArenaI

Arbitro: Néstor Pitana (Argentina)

Uruguay: Fernando Muslera; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín, Diego Laxalt; Lucas Torreira; Nahitan Nández, Matías Vecino, Rodrigo Bentancur; Luis Suárez y Cristhian Stuani. DT: Oscar Tabárez.

Francia: Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Raphaël Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández; Paul Pogba, N’Golo Kanté, Corentin Tolisso; Kylian Mbappé, Olivier Giroud y Antoine Griezmann. DT: Didier Deschamps.

Goles: PT: 40′ Raphaël Varane (F). ST: 15′  Antoine Griezmann (F).

Cambios: ST: 14′ Cristian Rodríguez por Rodrigo Bentancur (U) y Maximiliano Gómez por Cristian Stuani (U), .28′ Jonathan Urretaviscaya por Nahitan Nández (U), 33′ Steven Nzonzi, sale Corentin Tolisso (F), .43′ Ousmane Dembele por Kylian Mbappé (F). (eltribuno).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.