Estuvo 9 días, salió con 8 kilos menos y pagó al hogar sustituto 15.000 pesos

Lo afirmó, con recibo en mano, la hermana de una nueva víctima de Marta Condorí. Dijo que tuvo que retirar a su hermana por los malos tratos y la mala calidad de la comida.

El hogar sustituto de Villa Soledad enfrenta una nueva denuncia pública por los malos tratos que dispensaban a los abuelos residentes en esa institución.

Esta vez, la queja formal la realizó Emilse Prado, hermana de una mujer de 61 años que estuvo internada en ese hogar solo 9 días y por ese lapso de tiempo sus familiares directos abonaron la suma de 15.000 pesos en efectivo.

Emilse Prado dijo que el 8 de octubre pasado ella y su esposo por razones particulares debían asistir a una serie de conferencias que se celebraron en la ciudad de Buenos Aires, razón por la cual debían dejar a terceros el cuidado de María Prado, una mujer que padece esquizofrenia, aunque su enfermedad es crónica su cuadro no es grave por lo que salvando episodios de desequilibrio es una mujer prácticamente normal, dijo su hermana.

Emilse relató que llegó al hogar sustituto de Villa Soledad unos días antes del 8 de octubre de 2018 y luego de una entrevista formal con Marta Condorí, ésta le aseguró que su hermana quedaba en buenas manos.

“Por el término de diez días que debía permanecer María al cuidado del hogar sustituto abonamos la suma de 15.000 pesos”.

“Dos días después Marta Condorí nos empezó a llamar a Buenos Aires para que retiremos a María y alegó en ese momento que mi hermana María le había levantado la mano. Imposibilitados de volver por razones ya anunciadas, enviamos a un familiar para que la vea, y que resultó que cuando nuestra enviada llegó halló a mi hermana atada a una silla”, contó.

“Días después a nuestro regreso fuimos al hogar a retirar a María y ella demacrada, casi deshidratada antes de decirnos hola siquiera nos suplicó llevame de aquí, llevame de aquí”, dijo.

“Me partió el alma verla en el estado en el que se encontraba y su desesperado clamor. ­había bajado más de 8 kilos! Con mi esposo estábamos dispuestos a denunciar a esta mujer entonces, ya que mi hermana nos contó que en verdad había golpeado a Marta Condorí, pero que lo hizo luego que ésta la agrediera físicamente”, señaló.

“Debido a su enfermedad mental sopesamos que quizá María hubiera estado fantaseando y nos quedamos ahí. Hace unos días al ver los videos de los malos tratos a los que sometía a los otros residentes caímos en la cuenta que lo acontecido con mi hermana María era mucho más que cierto y lo peor es que pagamos 15.000 pesos para que la maltraten”.

“Ese dinero supuestamente alcanzaba para cubrir cuatro comidas diarias y cuidados intensivos y profesionales, pero descubrimos a través de las notas periodística que allí no había profesionales sino trabajadoras inexpertas en el cuidado y tratamiento de personas mayores”.

“Lo nuestro no es una queja ni queremos perjudicar a nadie, pero sí un llamado a la reflexión a los que tienen el control de estas instituciones, que las paga el contribuyente y donde hay un dinero no declarado que aportan los familiares de los internados que beneficia vaya a saber a quién”.

Para finalizar, Emilse Prado dijo que están a disposición de la Justicia para aportar lo que les tocó vivir cuando internaron a su hermana en el hogar sustituto de villa Soledad.

En tanto trascendió que en horas de la mañana del día martes 20 la fiscal Penal 4 imputará a Marta Condorí en una audiencia programada, por los cargos de lesiones leves, agravadas y abandono de persona y luego del descargo de la acusada la fiscal resolverá si mantiene su detención, o no.

El recibo firmado por Marta Condorí en nombre del hogar sustituto.

15.000 para que los maltraten

En promedio esa es la suma que cada abuelo aportaba a Condorí.

La denuncia pública de Emilse Prado marca a las claras que en el hogar sustituto de Villa Soledad nada era gratuito.

Por solo 9 días la familia de María Prado abonó 15.000 pesos y según esta fuente los haberes jubilatorios de algunos de los abuelos que allí residían eran cobrados aparentemente por esta institución.

La encargada de la residencia para adultos mayores hogar sustituto ubicado en Villa Soledad, Marta Condorí, está alojada en la Alcaidía Judicial, acusada de lesiones leves agravadas y otros cargos, pero la investigación no llegó a quienes son realmente los propietarios o beneficiarios de este negociado con la tercera edad.

La investigación penal del caso se inició a partir de la denuncia de una exempleada de la institución, como así también por “notitia criminis” que aportaron los medios de prensa que abordaron los incidentes referidos por la denunciante.

La intervención de la Justicia posibilitó la reubicación de los internos sin familiares en algunos casos pero también en la mayoría de ellos hizo reflexionar a la familia de los abuelos allí alojados para que se hagan cargo de los mismos y a la vez que estos estén más cerca de sus seres queridos.

La investigación fiscal aún es preliminar, porque hay aristas económicas que no cierran.

Fuente:(eltribuno).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.