¿El teléfono fijo se encamina hacia su propia muerte lenta?

Para 2023, el teléfono hogareño no desaparecerá, pero será reemplazado por aparatos que se conectan por Internet.

Lo tenemos en casa, pero casi nunca suena. Nadie repara en él, hasta que la semana pasada, Francia anunció la muerte oficial de la telefonía de línea. Dicen que hacia 2023 ya no quedarán terminales conectadas a la red mediante cables de cobre. Sin embargo aclaran que “el teléfono hogareño no desaparecerá, pero será reemplazado por aparatos que se conectan por Internet”. “Asistimos a la muerte de una telefonía que comunicaba lugares y no personas.

No es que la telefonía esté en desuso, al contrario. Lo que está cambiando es la forma. Este es el fin de la comunicación geográfica. Hoy, es económicamente inviable mantener una red de cobre, que tiene más de 100 años y ofrece un servicio que es obsoleto. Por eso, los usuarios mantienen la línea, pero no la usan. En cambio, con la digitalización del servicio vamos hacia una red convergente, donde se ofrecen todos los servicios, desde telefonía, internet, contenidos”, explica el consultor Enrique Carrier, en un informe publicado en La Nación.

El fin del teléfono fijo tal como se lo conoció significa todo un cambio de época. De hecho, hoy las empresas de telefonía casi no instalan líneas domiciliarias nuevas y el trámite, como en los años previos a la privatización del servicio, puede demandar muchos meses. Y, si no logran hacer desistir al cliente de la instalación, muchas compañías ofrecen un teléfono domiciliario, que no es exactamente una línea fija, sino que brinda el servicio por Internet. Aunque el número de teléfono no comience con un 15, los usuarios podrían conectar ese aparato en otras partes del mundo y recibir las llamadas como si estuvieran en su casa. Conectar a la red de cobre es costoso e ineficiente, es la explicación. Otros proveedores ofrecen todo el servicio por una única tarifa, que incluye televisión por cable, Internet y teléfono. Y también todo viaja por una red digital. Fuente:(elliberal).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.