El exintendente de Aguaray no reconce la auditoría según la cual debe $725 mil

 

Juan Carlos Alcoba, intendente por 12 años en Aguaray y actual presidente del Concejo Deliberante, se refirió con dureza a los auditores que integran la Auditoría General de la Provincia, y consideró que la difusión de una supuesta resolución del organismo que lo obliga a devolver una suma de dinero que ronda los $725.000 más intereses y costas que faltarían de la Cooperadora Asistencial en el ejercicio 2015, cuando era intendente, es una cuestión “política, por el tema de las elecciones”.

“Es increíble que todo el mundo tenga esa resolución, que en las redes sociales hagan un montón de comentarios agresivos hacia mi persona, que los medios de comunicación difundan que tengo que devolver plata pero que a mí nadie -ni la Auditoría General de la provincia ni la justicia ni nadie- me haya notificado de esa resolución ni me hayan emplazado a que devuelva ningún dinero”, dijo.

Resolución 44

Por los medios de comunicación de la zona y por redes sociales -incluida la del municipio- circula hace un par de semanas una resolución de la Auditoría General de la Provincia con fecha 17 de mayo, que lleva el N´ 44 en la que, en su parte resolutiva establece “intimar por unanimidad al Sr. Juan Carlos Alcoba, con domicilio en Villa Sagrada Calle San Francisco, Aguaray, mediante Carta Documento, por la suma de $723.270,00 (pesos setecientos mil doscientos setenta con cero centavos), a valores históricos más intereses y cualquier otro rubro que pudiera corresponder, por el término de diez (10) días para que abone en forma voluntaria el monto reclamado”.

En los considerandos la resolución se refiere a “la Gerencia de Investigaciones Sumarísimas en el que señala que de la observación N§ 3 del Informe de Auditoría Definitivo, surge un daño a la hacienda pública, por lo que se recomienda que no hay denuncias penales que radicar, pero que si debe iniciarse la acción civil” en contra de Alcoba.

Consultado por El Tribuno, el actual presidente del CD de Aguaray precisó: “Cuando dejé la intendencia en el 2015, la AGP hizo un informe preliminar y en el punto N´ 3 manifestaba que un ecógrafo de última generación que habíamos obtenido con recursos de la Cooperadora Asistencial se había abonado dos veces, algo totalmente falso. En el mismo punto se explicitaba que le habíamos pagado a un profesional médico ginecólogo la suma de $5.000 de honorarios sin que haya presentado recibos, como también que habíamos destinado fondos para ayuda social que no estaban acompañados de sus debidos comprobantes”.

Alcoba recordó: “Inmediatamente me dirigí a la AGP para dejar claro que jamás habíamos pagado dos veces por ese ecógrafo pero no me dieron ni bolilla; al parecer y como se trata de la observación N´ 3 debe ser lo mismo que aclaré en su momento lo que se difundió ahora. Pero a mí nadie me intimó a que devuelva plata ni nada. Pero como todos tienen copia de la resolución se dice cualquier cosa, se hacen imputaciones que son totalmente falsas y se refieren a mí en términos agraviantes sin haberme dado lugar a defender mi honor”.

Alcoba consideró: “Mi gran satisfacción es haber podido adquirir ese ecógrafo que ayudó a la prevención en tantas mujeres humildes; pero además los auditores que difundieron este informe seguramente no tienen idea lo que significa darle respuesta a los sectores más desfavorecidos, los que necesitan alimento, medicamentos para sus hijos, traslados urgentes a Salta. Es fácil hacer un informe detrás de un escritorio y echar dudas sobre una gestión que ha sido y sobre la que puedo dar todas las explicaciones”.

Doce años de gestión

Juan Carlos Alcoba fue intendente de la localidad de Aguaray durante tres gestiones consecutivas por lo que completó 12 años 2003-2015 al frente del municipio. Cuando perdió las elecciones con el actual intendente, Alfredo Darouiche, dio un paso al costado pero solo por dos años; en la elección legislativa siguiente se presentó y logró 5 de las 7 bancas del Concejo Deliberante del que es presidente desde diciembre de 2017. Y nunca disimuló sus intenciones de volver a la intendencia de Aguaray “porque quedaron muchas cosas por hacerse”, dijo, y agregó: “La gente de El Algarrobal que está tomando la escuela cansados de pedir la jornada completa, por ejemplo cuando yo dejé la intendencia ya tenía el expediente listo; faltaba un par de firmas y nada más. Pero ahora volvió todo a foja cero porque conseguir obras y gestionar a favor de las comunidades no es fácil”.

Y opinó: “Debe ser el tiempo de elecciones lo que hace que la AGP que es un organismo técnico haya dado a conocer un informe antes que me llegue a mí que soy el principal interesado en aclarar y responder porque en los 12 años que fui intendente jamás me quedé con un centavo de la Municipalidad de Aguaray y mucho menos de la Cooperadora Asistencial, una entidad cuya razón de ser es ayudar a los más vulnerables”.

 

 

Fuente: El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.