El cura Rosa también sería juzgado este año

Está imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante contra dos menores.

Dentro de la grilla de los juicios más resonantes que se ventilarán este año en Salta también está previsto llevar al banquillo de los acusados al conocido cura Rubén Agustín Rosa Torino. El fundador del instituto religioso Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, está imputado por los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual simple”, agravado por ser ministro de culto reconocido.

Rosa Torino fue denunciado por dos exseminaristas de su congregación. Por este hecho el religioso estuvo detenido entre diciembre de 2016 y agosto de 2017, pero luego fue liberado por un Tribunal de Impugnación por considerar que no había peligro de fuga, como lo había sostenido la jueza de primera instancia.

En la resolución de imputación la fiscal Luján Sodero Calvet señaló que las víctimas fueron sometidas a actos de “tocamientos libidinosos” en zonas íntimas. En ese sentido remarcó que dado el “rol de padre fundador” del citado instituto, las pruebas colectadas en la causa demuestran que los damnificados no pudieron prestar “de ningún modo su consentimiento libre y voluntario a los abusos sexuales denunciados”.

Para la fiscal quedó claro que el acusado gozaba de “ascendencia” sobre los miembros de la congregación que dirigía y que se “tornaba imposible para estos, en ese estado de clara vulnerabilidad, resistirse o negarse, máxime teniendo en cuenta las premisas que se impartían en esa orden religiosa y el evidente estado de sumisión en el que se desarrollaba el vínculo entre Rosa Torino y los hermanos de la congregación encabezado por el acusado”. La fiscal sostuvo que los resultados de los estudios psicológicos practicados a los denunciantes “fueron determinantes” en cuanto al padecimiento de las víctimas, como así también respecto al perfil del acusado.

Sodero explicó que para poder establecer lo sucedido en la orden religiosa que dirigía Rosa Torino se realizaron numerosas diligencias, entre ellas varias inspecciones oculares en las instalaciones del Instituto San Juan Bautista, además de pericias sobre un teléfono celular, pendrive, computadoras, cámaras filmadoras y otros dispositivos digitales secuestrados en el marco de la causa.

Las fuentes consultadas señalaron que dentro del calendario judicial del año también podría ser exjuiciado el excura Emilio Lamas, quien a partir mediados del año pasado ocupó gran parte de las crónicas policiales. Lamas fue expulsado del clero por las denuncias de abusos que habría cometido durante su paso por la iglesia de Rosario de Lerma hace más de 20 años.

Fuente:(eltribuno).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.