Dos terrenos fueron tomados en Nueva Esperanza I y hay denuncias

Las acusaciones en contra de los usurpadores quedaron en manos de la Justicia. La toma de los terrenos en el asentamiento ocurrió el domingo de Reyes, aprovechando el descuido de los vecinos.

Debido al elevado porcentaje de terrenos que aún no fueron ocupados en el asentamiento Nueva Esperanza I por aquellas familias que resultaron beneficiadas con el sorteo realizado cinco años atrás, los intentos de usurpaciones, muchos de los cuales se llegaron a concretar, siguen siendo un problema que terminan en la Justicia luego de los enfrentamientos entre propietarios y usurpadores.

Los dos últimos tuvieron lugar en la tarde del domingo, cuando miembros de dos familias sin un techo propio, tomaron dos terrenos deshabitados en el asentamiento Nueva Esperanza I, hubo resistencia al desalojo cuando los propietarios se hicieron presentes, teniendo la policía que intervenir para evitar inconvenientes.

Las denuncias de ambas usurpaciones ya fueron realizadas y se deberá esperar por un fallo judicial. Uno de los argumentos para la toma de los terrenos es el hecho de que estos fueron entregados a familias con una imperiosa necesidad habitacional, pero que sin embargo transcurrido varios años de la entrega no fueron habitados, lo que es tomado como un indicativo de que tal urgencia no existe y no son merecedores del beneficio otorgado por la Provincia.

Sobre este tema, el actual secretario privado del municipio de Gemes, Dr. Dardo Vera, quien estuvo a cargo de la oficina de Tierra y Hábitat hasta el 2017 expresó, “esos lotes fueron ocupados por quienes habían sido favorecidos con el sorteo, sin que contaran con los servicios básicos, muchas familias a pesar de este inconveniente permanecieron levantando precarias viviendas, demostrando su necesidad habitacional, en cambio otras familias beneficiadas, transcurridos varios años los tienen abandonados y deshabitados, nosotros realizamos las gestiones para la colocación de los servicios, en poco tiempo ya contarán con luz, agua y cloacas, entonces estaremos en condiciones de exigirles su ocupación, consideramos que no podíamos pedirles que se vayan a vivir si no tenían al menos agua, por eso de alguna manera aceptamos que no los ocupen”, manifestó.

Al menos ocho terrenos se encuentran usurpados y varios más desocupados, las denuncias fueron presentadas en Fiscalía donde se deberá resolver cada situación. “Realizamos un relevamiento de todo el barrio pero creo que deberemos volver a realizarlo, muchos usurpadores no cuentan con los trámites previos de solicitud de terreno, tenemos un listado con aproximadamente 800 familias inscriptas solicitando uno, todas ellas cumplieron los trámites requeridos para recibir un lote, entre ellos el certificado de no propiedad por lo que deberían tener prioridad”, explicó Vera.

Debido a las quejas de los vecinos que ya están residiendo en el Nueva Esperanza I, por los terrenos deshabitados y que no cuentan con el correspondiente mantenimiento, se intimará a los adjudicados al desmalezamiento y cerramiento del predio, por razones de seguridad y para evitar nuevos intentos de usurpación.

“Debo aclarar que ninguno es propietario, solo son familias que fueron autorizadas a ocupar un terreno, ellos cuentan con una autorización que es la que exhiben cuando hay conflictos, pero ninguna es propietaria. Los problemas con los terrenos usurpados serán resueltos por la Justicia, que evaluará la situación de cada familia en conflicto, nosotros desde el municipio seguiremos trabajando por normalizar todo el barrio Nueva Esperanza I y Nueva Esperanza II”, finali zó.

Fuente:(eltribuno).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.