Consejos del gobierno de Salta para prevenir enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias son la principal causa de internación y consulta médica de la temporada y afectan a toda la población, especialmente a menores de 5 años y a personas mayores de 65.

El Ministerio de Salud Pública del gobierno provincial de Salta recomienda mantener ciertos cuidados durante los meses más fríos de año, para prevenir enfermedades propias de la época invernal, como la gripe y otras enfermedades respiratorias.

Las enfermedades respiratorias son la principal causa de internación y consulta médica de la temporada y afectan a toda la población, especialmente a menores de 5 años y a personas mayores de 65.

Para evitar estas patologías, las autoridades sanitarias aconsejan reforzar el cuidado personal y del hogar:

-Lavarse las manos con agua y jabón después de volver de la calle, antes de cocinar o comer y después de ir al baño o cambiar pañales.

-Ventilar todos los ambientes a diario.

-No fumar en espacios cerrados y mantener los ambientes libres de humo.

-No automedicarse. El consumo de medicamentos sin receta puede producir intoxicación y ocultar los síntomas de la enfermedad, dificultando el diagnóstico correcto y empeorando el cuadro clínico.

-Mantener reposo en el hogar mientras continúen los síntomas.

– Cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo para evitar contagiar a otros.

Si hay bebés o niños pequeños en la familia:

– Lavarse las manos antes y después de atender a tus hijos y también lavarles a ellos las manos.

– Llevarlo periódicamente al control médico.

– Acostar SIEMPRE al bebé boca arriba.

– Mantener la lactancia materna al menos hasta los 6 meses e incrementar en caso de que el bebé se enferme y tenga pérdida de apetito.

– Evitar el abrigo excesivo y el uso de frazadas o mantas que lo puedan sofocar.

– No dar medicamentos sin receta, ni remedios caseros o tés de ningún tipo. Tener presente que un bebé necesita atención médica cuando:

– Respira rápido y con silbidos o ronquidos.

– Se le hunde el pecho al respirar.

– Presenta decaimiento y rechaza el alimento.

– Tiene alta temperatura corporal (+ de 38ºC).

– El riesgo es mayor si tiene menos de 3 meses, tiene bajo peso o es prematuro.

Fuente: Noticias de Iruya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.