Conocé las normas secretas de Facebook sobre sexo, terrorismo o violencia.-

REDES SOCIALES.-

El diario “The Guardian” tuvo acceso a más de un centenar de manuales internos de la red social.-

 

¿Cuáles son las reglas de Facebook para determinar qué deben publicar o no sus más de 2.000 millones de usuarios? Una amplia investigación dada a conocer la semana pasada en Gran Bretaña reveló códigos y lineamientos secretos de la red social Facebook para sus 2.000 millones de usuarios y dejó en evidencia la polémica en cuanto a la ética y moral de la empresa creada por el estadounidense Mark Zuckerberg.

El periódico inglés The Guardian accedió a más de 100 manuales internos de entrenamiento, hojas de cálculo y diagramas internos que muestran por primera vez de qué forma Facebook busca moderar temas como la violencia, discursos del odio, terrorismo, pornografía, racismo y las autolesiones.

La empresa, que en 2016 percibió ingresos de $ 9.509 millones, incluso tiene lineamientos contra arreglos de partidos y contra el canibalismo. Los llamados “Archivos Facebook” revelan por primera vez los códigos y reglas internas formuladas por la red social, cada vez bajo mayor presión política en Europa y Estados Unidos.

Los documentos ilustran las serias dificultades que enfrentan las autoridades de la red social a la hora de reaccionar a nuevos desafíos como el de la llamada “venganza porno”.

También revela los desafíos de los moderadores, quienes admiten estar cada vez más sobrepasados por el volumen de trabajo.

“Facebook ya casi no puede mantener bajo control los contenidos de sus usuarios”, afirmó una fuente del sitio al The Guardian. “Ha crecido demasiado, y en muy poco tiempo”, agregó.

Muchos moderadores indicaron al diario británico que están preocupados por la inconsistencia de muchos códigos y lineamientos internos de Facebook. En especial, aquellos relacionados a contenidos sexuales, que terminan siendo los más complejos y confusos.

Uno de los documentos vistos por The Guardian reveló que Facebook revé más de 6,5 millones de reportes a la semana vinculados a cuentas potencialmente falsas.
Para muchos, Facebook se convirtió en una especie de editorial y, por ende, debe hacer más para quitar contenidos que incitan al odio, agraviantes o violentos. Pero también creció la alarma acerca de que los códigos internos de Facebook lo convierten en el principal censor del mundo.

Uno de los documentos vistos por The Guardian indicó que Facebook prohíbe frases como “Que alguien acribille a Trump”, aunque no “Vete al demonio y muere”.

La publicación de videos de muertes violentas no está prohibida porque, según el sitio, puede generar conciencia en temas como enfermedades mentales, del mismo modo que algunas fotos de abusos físicos no sexuales o de bullying a niños, a menos que tengan características de sadismo o celebración.

Facebook también permite la publicación de imágenes o videos de abuso a animales, salvo aquellos más extremos, como también de abortos y de personas que se auto-lesionan.

Permite arte con imágenes sexuales o de desnudo, pero no escenas explícitas de sexo.

Además, cualquier usuario con más de 100.000 seguidores en la plataforma de red social es considerado una “figura pública”, que la excede de protecciones de privacidad dadas a individuos.

Mónika Bickert, jefa de Gestión de Políticas Globales de Facebook, afirmó que debido a que el sitio cuenta con casi 2.000 millones de usuarios, “es muy difícil llegar a un consenso acerca de qué permitir y qué no”.

“Contamos con una comunidad global muy diversa y la gente tiene ideas muy diferentes acerca de qué está bien compartir en las redes y qué no. Más allá de dónde uno ponga los límites, va a existir siempre una zona gris.

Por ejemplo, la diferencia entre sátira, humor y contenidos inapropiados es siempre difícil de definir”, agregó la experta. Según Bickert, es imposible controlar todo el contenido y mantener seguros a todos los usuarios.

Este mes, un reporte del Parlamento británico acusó a Facebook y a otras redes sociales “de evitar tomar acciones contra contenidos ilegales y peligrosos, de implementar estándares adecuados o mantener a sus usuarios a salvo”.(el tribuno).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.