Caso Sandra Palomo: Una de las líneas de investigación apunta a una relación entre el atacante y la docente

Sandra y el joven de 15 años acusado del brutal crimen salieron de sus casas a la misma hora y se habrían visto en el subsuelo del supermercado. Ese día, ella debía comprar insumos para el bautismo de su nieto.

Una relación previa es una de las hipótesis que analiza la fiscal María Luján Sodero, para esclarecer el crimen de Sandra Palomo, la maestra jubilada que fue hallada sin vida en un yuyaral cercano al Río Arenales hace casi tres semanas. Hasta el momento, el acusado, de 15 años, se negó a declarar.

InformateSalta contó que ambos salieron de sus casas a la misma hora, ese sábado  31 de agosto. La mujer dijo a sus familiares que iría al supermercado a realizar unas compras y nunca más volvió.

Los investigadores sospechan que se vieron, de forma casual o pactada en el subsuelo del supermercado y allí comenzó un raid sin precedentes, que terminó con la muerte de Sandra, golpeada, apuñalada y  arrojada en un matorral boca abajo y con una bolsa en la cabeza.

Las cámaras de seguridad captaron al acusado junto a sus cómplices manejando la camioneta de ella por la zona sur de la ciudad, para luego dejarla estacionada a una cuadra de la casa donde sus hijos la buscaban desesperadamente.

Otro dato en la causa es que el celular de Palomo aún no fue hallado, pero el del acusado está secuestrado y siendo peritado por especialistas para ver el cruce de mensajes. También sus redes sociales donde habló con los otros detenidos, dos jóvenes de 17 años.

Acusado de homicidio calificado agravado por ensañamiento y alevosía, se sabe que carga con un duro antecedente familiar, su padre está detenido por el homicidio de su tío, hermano de su mamá. Con un nivel de violencia preocupante, su madre lo hizo atender por un psicólogo que tras evaluarlo lo derivó a un psiquiatra, consulta que no llegó a hacer. Fuentes de InformateSalta pudieron conocer que el joven iba a ingresar el próximo año al liceo militar, con el objetivo de enmendar su camino, “no le tiene miedo a nada”, detallaron.

Su historia coincide con la frialdad descripta al momento de ser detenido, emoción que no se alteró ni siquiera cuando su mamá le suplicó conocer qué había sucedido. Ante el pacto de silencio ejercido por los tres detenidos, la fiscal y los abogados querellantes analizan además otras hipótesis. Los resultados de las pericias serán claves para determinar el móvil.

Fuente: Informate Salta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.