Caso Lamas: insisten con el pedido de allanamiento al Arzobispado

El fiscal pidió que se revoque el fallo que impidió el secuestro de documentación que el Arzobispado se niega a entregar.

                                                                                                         ARZOBISPADO. El fiscal cree que ahí se ocultan pruebas de abuso sexual.

El caso del exsacerdote Emilio Lamas, acusado de abuso sexual, genera tensión con el Arzobispado de Salta.

La fiscalía volvió a solicitar que se permita allanar la sede, ubicada al lado de la Catedral Basílica. Los investigadores creen que ahí se oculta documentación, que el Arzobispado se niega a entregar.

El fiscal Sergio Federico Obeid resaltó el valor de esa prueba, descartó que existan impedimentos legales y citó la directriz de “tolerancia cero” contra los curas abusadores establecida por el Papa Francisco. “La verdad es la verdad y no debemos esconderla”, dijo su Santidad.

La presentación se hizo en el marco de la investigación que se lleva adelante contra el ex párroco de Rosario de Lerma, Emilio Raimundo Lamas por delitos de índole sexual en contra de un ex monaguillo y de una mujer que denunció haber sido abusada en su adolescencia.

Al abrir la investigación, la Fiscalía solicitó al Arzobispado de Salta, con sede en calle España 596, copias del juicio canónico seguido contra Lamas por los abusos denunciados por el ex monaguillo pero el arzobispo Mario Antonio Cargnello se negó a aportar tal prueba y aludió que un acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Argentino, firmado en 1966, le impedía entregar tal documentación.

Este argumento fue compartido por la jueza de Garantías, Claudia Puertas, quien interviene en la causa y rechazó el pedido de allanamiento del Arzobispado para el secuestro de dicha documentación, medida que había sido requerida desde la fiscalía tras la negativa de Cargnello a entregar dichos documentos.

Ante ello, Obeid volvió a insistir con el pedido allanamiento y secuestro de la documentación, ya que el protocolo interno de la Iglesia para el juicio canónico establece que al momento de la apelación del sacerdote juzgado a la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), con sede en el Vaticano, sólo se remiten copias de las actuaciones.

Por ello el fiscal reiteró que no existe impedimento físico para la obtención de dicha prueba. En tal sentido, interpuso un recurso mediante el cual solicitó que la resolución de la jueza Puertas sea revocada y se ordene la medida judicial (allanamiento y secuestro) tendiente a la obtención de dichos documentos.

“Tolerancia cero”

Entre otros argumentos, el fiscal señaló que la postura de “defensa a ultranza” en que incurre el Arzobispado en función del “secreto o reserva” de los procedimientos, investigaciones y sanciones que se realicen en el seno interno de la Iglesia, “no se condice con la línea directriz que ha trazado el Papa Francisco en temas vinculados con lo aquí discutido”.

“Ha dicho el Sumo Pontífice que “La verdad es la verdad y no debemos esconderla”, tras conocer los nuevos datos sobre casos de pedofilia en Granada, al sur de España, por parte de tres sacerdotes. Puede leerse también que “Desde su elección en marzo del 2013, el Papa Francisco ha defendido la “tolerancia cero” contra los curas abusadores, ha pedido perdón a las víctimas y se ha comprometido a luchar contra la pederastia.

Asimismo, Obeid citó un fallo de Mendoza, en el cual se sostuvo que “…Considerar que la Iglesia Católica, en su calidad de persona pública no estatal, se encuentra obligada a cumplir con el deber de informar que consagran los Tratados internacionales de Derechos Humanos, no implica en modo alguno vulnerar el Derecho Canónico ni el Concordato firmado con la Santa Sede”, dijo el fiscal.

Además, en dicho precedente, se afirmó que “la ONU fustigó el “código de silencio” que se adoptó para silenciar a las víctimas y dijo que la Santa Sede “sistemáticamente privilegió la preservación de la reputación de la Iglesia y el presunto ofensor sobre la protección de los niños’.

Fuente:(lagaceta).-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.