Cada dos colectivos que controlan, hacen bajar a un pasajero por no tener tarjeta

 

Cada dos colectivos que inspeccionan agentes de Saeta, hacen bajar a una persona del colectivo o paga el boleto. Desde hace un mes entró en vigencia una resolución con controles más estrictos en el transporte público. A fines de 2018 ya se había empezado con las campañas en las unidades para que todos los usuarios viajen con su tarjeta.

Saeta pide que cada pasajero pueda acreditar que pagó su boleto. Si no lo hace ante el requerimiento de un inspector, se le puede pedir que descienda de la unidad.

Unos 40 inspectores cubren el turno de la mañana y otros 40 la tarde. En promedio inspeccionan 600 colectivos por día.

Era común que un usuario que no tenía tarjeta o había quedado sin carga, suba al colectivo y pida que alguien le preste el plástico para poder abonar. El problema, según expuso Saeta, se presentaba cuando se baja la persona que pasó la tarjeta y el otro pasajero seguía en el viaje.

Antes de empezar a hacer efectiva la medida Saeta repartió tarjetas azules a los usuarios.

Claudio Juri, gerente de Saeta, dijo que las personas que la recibieron tenían que hacer una carga de cien pesos y presentar su documento nacional de identidad. No tenían que tener ningún beneficio del transporte. Solo 237 personas retiraron los plásticos gratis.

Mal uso

La prestataria del transporte en el área metropolitana, además, intensificó los controles del pase libre que tienen estudiantes y jubilados.

“Se secuestran entre 80 y 100 tarjetas por día por mala utilización del beneficio estudiantil o de jubilados”, replicó Juri. Precisó que existen 152.000 tarjetas estudiantiles, 7.600 sociales y 40.000 tarjetas para jubilados.

En 2017, la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) estableció un límite de 100 boletos gratuitos. Este año, tan solo un 1% se excedió en la cantidad de viajes. Juri indicó que son 1.563 personas.

“Respecto al beneficio de pase libre, desde Saeta trabajamos todos los días para que el usuario entienda que lo debemos cuidar entre todos y valorar, ya que es una política social implementada por el gobernador. Es única en todo el país”, afirmó.

Saldo negativo

La AMT también implementó el sistema de saldo negativo para que aquellos usuarios que se queden sin crédito puedan viajar. Sin embargo, hay poca adhesión a este beneficio. Hasta ayer, 536 personas se habían anotado para poder utilizar este saldo de emergencia.

Hasta el 15 de abril la gente puede concurrir a las oficinas de Saeta y realizar el trámite que es sencillo. Cada persona que tenga una tarjeta de Saeta  puede tener saldo de emergencia. Para obtenerlo debe presentarse en Saeta con su DNI y la tarjeta que quiere nominar.
“Ahora la gente puede tener tantas tarjetas azules como quiera pero solo una nominada y con el beneficio del saldo de emergencia que es de $40. Supongamos que usa los $40 y va a cargar $100 entonces su nuevo saldo es de $60 y tiene vigente el saldo de emergencia nuevamente. No hay límite de cantidad de uso mensual”, señaló el gerente de Saeta.

 Las máquinas
De las máquinas lectoras de las tarjetas que están operativas en las 618 unidades de Saeta tan solo un 5% presenta fallas. Según Juri, el problema se soluciona a más tardar en una hora desde reportado el inconveniente.
En las oficinas de Saeta se atienden a 600 personas por día por secuestros, duplicados, roturas o extravíos y se reciben 40 descargos de los usuarios.

Descargo
Respecto a la nota publica ayer en este medio en la que se hacia referencia a las quejas de los usuarios de Rosario de Lerma, el titular de Saeta respondió: “Todas las personas, agrupaciones o municipios son atendidos en su mayoría por mí o, en su defecto, por el gerente técnico, el contador José Sajia. No puedo hacerme cargo de conversaciones extraoficiales ya que como institución dejamos constancia de los pedidos de reuniones y soluciones propuestas o conclusiones a las que llegamos de manera formal para respaldo y tranquilidad tanto del usuario como nuestra”, finalizó Juri.
La presidenta del Concejo Deliberante de Rosario de Lerma, Sara Gerez, había expresado que desde Saeta le contestaron que esos “pormenores” son derivados de los numerosos pasajeros que viajan gratis.

 

 

Fuente: El tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.