Autoconvocados se reúnen con el Gobierno pero el paro se sostiene

El encuentro será hoy, desde las 14.30. Los maestros exhortaron a acompañar. Ayer hubo fuerte adhesión a la huelga y una marcha contundente por el centro.

Mientras esperan a que salga el sol para que sea más llevadero el contexto de la medida de protesta que piensan sostener por tiempo indeterminado, los docentes autoconvocados que acampan en la plaza 9 de Julio fueron convocados para una reunión con los técnicos del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Provincia que se hará hoy, a las 14.30, para discutir sobre números.

Ayer, el conflicto docente se profundizó y el paro en las aulas de Salta se hizo sentir fuerte. En algunas escuelas fue total el acatamiento a la huelga que se definió en la asamblea provincial realizada en la ciudad de Rosario de la Frontera el fin de semana pasado.

En la escuela 4.037 Mariquita Sánchez de Thompson, solo tres grados de los dos turnos, ayer tuvieron clases. Dos a la mañana y uno a la tarde.

En la escuela 4.012 Presidente Julio Argentino Roca, en tanto, pararon 14 grados a la mañana. “En el turno tarde el paro fue más fuerte, con un acatamiento del 75 por ciento”, dijo a ese medio la vicedirectora Julia Alfaro.

Más allá de los porcentajes concretos, el dato de la jornada en muchas escuelas fue que hubo una mayor adhesión que el lunes.

A las 10 desde la plaza 9 de Julio partía hacia la Legislatura provincial un grupo de docentes para llevar un petitorio con sus reclamos. En principio no salieron muchos, pero a medida que fueron avanzando por calle Mitre se fueron su mando. Frente a la Legislatura ya eran alrededor de 500 los docentes cantando y protestando.

A las 11.30 salió a la calle el diputado Mario “Tito” Ángel, quien recibió el petitorio para que ingrese a la mesa de entrada. Se sabe que mucha gestión se hizo de parte de los trabajadores del Poder Legislativo. “Nosotros todos estamos con los docentes”, dijeron desde el edificio.

Muchas maestras señalaron que reciben un fuerte apoyo de los empleados públicos provinciales, ya que cualquier mejora salarial hacia el sector luego repercute en aumentos a la administración pública.

La marcha continuó por el mediodía con rumbo a la terminal para recibir a los autoconvocados que seguían llegando desde todo el interior provincial.

Cuando la columna andaba por Leguizamón y Deán Funes las referentes recibieron el llamado del Gobierno. Las convocaron para hoy a partir de 14.30 en las oficinas ministeriales de San Luis 52. La convocatoria fue tomada como una batalla ganada.

Luego se supo que los gremios fueron también convocados para hoy, pero antes, a las 13.30.

“No nos importa lo que hagan con los gremios. Acá se trata de dos reclamos. Ellos van con uno y nosotros (autoconvocados) con otro. Ellos tienen sus arreglos y nosotros nuestros pedidos concretos para los bolsillos de los compañeros y compañeras. Ya sabrá el Gobierno decidir cuál reclamo le conviene antes solucionar”, dijo una de las maestras.

En marzo los docentes habían acordado con la Provincia un aumento escalonado del 38 por ciento para 2019 y una cláusula que implicaba revisar el acuerdo periódicamente para evaluar la evolución de los precios en relación con la suba que van cobrando los trabajadores de la educación.

La próxima reunión de revisión estaba pautada para el 23 del presente mes y la adelantaron porque, si bien aumentan los proporcionales, por otro lado les descuentan del incentivo y el fondo de compensación. Son dos ítems que pagaba el Gobierno nacional, pero que congeló y ahora eliminará. La Provincia en un principio dijo que se haría cargo, pero la situación se torna insostenible. Ante esa realidad estalló nuevamente la docencia.

No fueron más de tres meses lo que duró el arreglo. La inflación y el retiro del Gobierno nacional agudizaron la crítica situación financiera del Gobierno provincial.

Ayer se percibía que el malestar es grande y sigue en aumento. Los docentes calcularon un acatamiento del 80 por ciento en las escuelas de Salta.

Al acampe seguían sumándose docentes del interior.

“Llegó gente de San Antonio de los Cobres, de La Caldera, Tartagal, Orán, Metán entre otras localidades”, explicaron los docentes instalados en carpas frente al Cabildo Histórico.

Sobre el final de la mañana llegaron más de mil trabajadores de la educación, en una movilización con alto grado de espontaneidad.

Modalidad

La reunión que consiguieron los autoconvocados con funcionarios provinciales es solo una batalla. “Mañana vamos a la reunión, pero ni el acampe ni el paro se levantan”, dijeron desde los altoparlantes.

En la asamblea, al final de la movilización, en los mástiles de la plaza abrieron la convocatoria para “acompañar” a los representantes en la reunión de hoy. “Vamos a ver qué nos dicen, cuáles son las propuestas y de ahí vamos a decidir en asamblea”, dijeron.

Vista de la marcha por la ciudad.

Los sindicatos, también convocados

Los distintos sindicatos que representan a los docentes también enviaron una nota a la ministra de Educación para pedir que se adelante la reunión que estaba agendada para el 23 de julio para tratar la cláusula de redeterminación salarial, entre otros temas.

Es por eso que las autoridades del Gobierno de la Provincia también se reunirán hoy con representantes de la Intergremial, en respuesta a un pedido presentado por nota.

El objetivo es analizar el decreto 380 y la redeterminación salarial que estaba contemplada en las paritarias.

“Estas reuniones a desarrollarse hoy implican adelantar la que se debía realizar el día 23 del presente mes, en un contexto donde el Gobierno provincial prioriza la apertura al diálogo”, dice el parte oficial.

Las claves para entender el malestar

Por un lado les aumentan el sueldo y por el otro les quitan ítems.

Los docentes autoconvocados que impulsaron el paro por tiempo indeterminado plantean un deterioro grave de sus bolsillos.

Plantean que, por un lado, recibieron la propuesta de aumento del 38 por ciento escalonado para el presente ciclo lectivo. Pero por otro, desde el Gobierno nacional les comenzaron a pagar menos por dos ítems que hace algunos años fueron un refuerzo vital para sortear las trabas en las negociaciones salarial. Uno es el incentivo docente y el otros es el fondo compensador.

Desde que asumió Mauricio Macri, esos dos ítems quedaron congelados y el desfasaje con la inflación fue paulatinamente encendiendo la indignación de los trabajadores.

Para tener una idea en número reales, por incentivo se cobraba unos 2.500 pesos a fines en 2015. Esa cifra quedó congelada y a casi todos les hicieron una rebaja.

El fondo compensador entregaba unos 1.100 pesos en 2015 y también fue disminuyendo.

Ante las noticias de que la Administración Nacional dejaba de pagar esos montos no remunerativos, desde la Provincia salieron a decir que se harían cargo. Hubo que reacomodar los presupuestos y muchos número. Al final la realidad fue más fuerte y los docentes comenzaron a cobrar menos dinero de bolsillo.

En consecuencia, mientras por un lado aumentaban los porcentajes de las negociaciones paritarias, por otro se descontaban montos.

Algunos docentes hoy se quejan porque, a pesar de los aumentos, cobran menos. Otros reciben aumentos que no son suficientes para afrontar la inflación y ven decaer el poder adquisitivo de sus salarios.

El salario docente afronta distintos cuestionamientos. Por un lado, se pagan 310 pesos en concepto de transporte cuando es el mismo Gobierno el que autoriza un aumento del boleto a más de 21 pesos el viaje urbano. No les alcanza ni para hacer 15 tramos en la ciudad, es decir, para ir a trabajar siete días.

Otro ítem que genera debate es el de 210 pesos por materiales didácticos, monto insuficiente para conseguir lo que se necesita para preparar cada clase.

El salario familiar, que ronda los 1.500 pesos por hijo, también se mantuvo casi en el freezer. El malestar de los y las docentes está en el bolsillo, ya que en muchos casos no hay estrategia que les alcance para llegar a fin de mes.

También se escuchan algunas voces indignadas por el decreto oficial que adelantó una parte del aumento salarial de agosto sin consulta a las partes. “Ya no aguantamos más ningún otro engaño o jugada. Si no hay una propuesta seria, vamos a profundizar las medidas de fuerza”, dijo un delegado.

Fuente: El tribuno Salta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.