Alimentar: advierten que multarán a los comercios infractores

Defensa del Consumidor será inflexible ante prácticas abusivas.

Los comerciantes que incurran en prácticas abusivas contra quienes intenten comprar con la tarjeta Alimentar podrían ser sancionados con duras penas económicas e, incluso, la clausura del local.

La Secretaría de Defensa del Consumidor de la Provincia previene sobre posibles prácticas abusivas y advierte que habrá duras sanciones ante este tipo de casos.

No es necesario tramitar la tarjeta Alimentar porque su implementación es automática, cruzando bases de datos de la Anses y de beneficiarios de la asignación universal por hijo.

En el tercer día de entrega de la tarjeta Alimentar en la provincia, la secretaria de Defensa del Consumidor, Pía Saravia, recordó los derechos que asisten a los beneficiarios del plan nacional Argentina contra el Hambre.

Al respecto, la funcionaria señaló que los comercios no deben cobrar ningún tipo de recargo por el uso de la tarjeta ni exigir que se gaste todo el monto que se carga por mes en una sola compra. En caso de reportarse prácticas abusivas el organismo provincial aplicará la ley de defensa de consumidor que establece multas que van desde los 100 hasta los 5 millones de pesos e, incluso, se puede llegar a la clausura del comercio infractor.

Saravia indicó que, de detectarse irregularidades, los consumidores pueden realizar la denuncia correspondiente en las oficinas del organismo, ubicado en calle España 1350 de 8 a 16. En el interior se pueden dirigir a las delegaciones que tiene el organismo en cada localidad.

Más de 5.000 tarjetas

Entre el martes y ayer el Banco Nación entregó 5.217 tarjetas Alimentar en un operativo coordinado por el Gobierno de la Ciudad de Salta en el Centro de Convenciones de Limache.

El martes se otorgaron más de 2.500 plásticos y ayer otros 2.717. Está previsto que, en total, en la ciudad se repartan 24.211 plásticos hasta el 21 de febrero próximo.

La tarjeta se entrega por única vez y está destinada a familias y personas con discapacidad que reciben la Asignación Universal por Hijo, y a embarazadas a partir del tercer mes que perciben la Asignación por Embarazo.

Permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas. Y podrá utilizarse en todos los comercios que reciban tarjetas de crédito y débito, pero no permitirá sacar plata en efectivo.

El beneficio consiste en la carga mensual de $4.000 para las familias que tengan un solo hijo menor de seis años y de 6.000 para aquellas que tienen más de un hijo o hija en la misma franja etaria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.