A Cambiemos le pagaron con su misma moneda

El oficialismo pierde un lugar en el Consejo de la Magistratura

El kirchnerismo, el massismo y un sector del Bloque Justicialista se unieron en la Cámara de Diputados y le arrebataron un consejero a la alianza gobernante. La misma jugada había hecho el macrismo en 2015 cuando asociado a otros bloques se arrogó la mayoría y desplazó a un kirchnerista.

 

                                                                                                                     Imagen: Noticias Argentinas

Tras intensas negociaciones contrareloj, la oposición presentó en la Cámara de Diputados la nota con sus candidatos para integrar el Consejo de la Magistratura. Se trata de Eduardo “Wado” De Pedro (FpV-PJ) y Graciela Camaño (Frente Renovador). Los suplentes serán Vanesa Siley y el cordobés Martín Llaryora. Con 131 firmas, el kirchnerismo, el massismo y un sector del Bloque Justicialista le arrebataron así la mayoría a Cambiemos, que quedaría con un integrante menos en el cuerpo encargado de controlar al Poder Judicial. Se trata de una jugada similar a la que había hecho el macrismo para designar a Pablo Tonelli en 2015, cuando reunió el apoyo de distintos bloques en vez de computar la mayoría según la bancada que tenía más integrantes propios.

Haciendo uso de la redacción ambigua que posee la ley del Consejo de la Magistratura, esta vez las distintas expresiones del peronismo lograron un consenso para destronar al oficialismo, que ya tenía pensado postular como consejeros al radical Mario Negri y a Tonelli.

La postulación de De Pedro y Camaño contó con el respaldo no sólo del FpV-PJ y el massismo, sino de un amplio abanico opositor que va desde Felipe Solá, de Red por Argentina, Leonardo Grosso del Movimiento Evita, Victoria Donda de Libres del Sur, los diputados santafesinos Alejandro Ramos y Alejandra Rodenas, el bloquismo sanjuanino, el Frente Cívico por Santiago, los peronistas de Córdoba y Tucumán y hasta Sergio Ziliotto, a cargo de la presidencia del Bloque Justicialista. En verdad, su titular, el salteño Pablo Kosiner, rechazaba la propuesta por lo que delegó la firma en su segundo.

Una jugada similar había ocurrido ayer mismo en el Senado, cuando el jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, consiguió 27 firmas a favor de su postulación y la de la santiagueña Ada Itúrrez, que responde al gobernador Gerardo Zamora. Los respaldos del rionegrino habían sido de los 18 del Bloque Justicialista, más los dos socios pampeanos y los dos chubutenses con los que conforman el interbloque. Y para garantizarse superar los 25 votos del interbloque Cambiemos de la Cámara Alta, Pichetto logró el respaldo de los 3 senadores santiagueños y de los dos tucumanos, José Alperovich y Beatriz Mirkin, recién salidos de esa bancada.

En conclusión, con las herramientas que usó el macrismo, ahora el peronismo (en sus distintas expresiones) recupera terreno en el Consejo de la Magistratura luego de que Cambiemos avanzara con fuerza este año en el estamento de los jueces, abogados y académicos. En un primer escenario se podría decir que de 13 integrantes, el oficialismo tiene 8 con tendencia a su favor: 1 del Poder Ejecutivo, Juan Pablo Mahiques; 2 legisladores, Inés Brizuela y Doria y Pablo Tonelli; 2 jueces, Ricardo Recondo y Juan Manuel Culotta; 2 abogados, Juan Pablo Más Vélez y Marina Sánchez Herrero y 1 académico, Diego Molea.

La oposición, en cambio, tendrá 5: 1 juez, Alberto Lugones y 4 legisladores: Pichetto e Iturrez, De Pedro y Camaño. De todas maneras, los consejeros de la oposición no son un homogéneo y habrá que ver cómo actúan algunos en cada caso. En particular la lupa estaá puesta en nombres como Pichetto, un peronista cercano al oficialismo y con profundos vínculos con sectores del Poder Judicial dada su extensa trayectoria política y sus siete años de consejero entre 1998 y 2005.

Fuente:(pagina12).-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.