Los sorprendieron incendiando los cañaverales.-

INGENIO SAN ISIDRO

Desde el Sindicato de trabajadores del San Isidro deslizaron que los exdueños del ingenio serían los autores intelectuales.

Los incendios de cañaverales sobre terrenos que aún pertenecen al Grupo Gloria, quienes están en proceso de venta del ingenio San Isidro, no cesaron desde hace aproximadamente un mes.

Algunos de estos incendios requirieron de la participación de bomberos voluntarios para apagarlos completamente, debido a la peligrosa proximidad de las llamas con viviendas de barrios cercanos.

Las razones del inicio de los focos de incendio parecían no provenir de causas naturales, es decir provocadas por un clima con elevadas temperaturas, la sequedad de las plantaciones de cañas ofrecían un buen combustible, pero la primera chispa para encenderlas solo podía provenir de la participación humana.

Esta teoría fue confirmada esta semana, cuando dos individuos fueron sorprendidos quemando las cañas muy cerca del hospital Joaquín Castellanos.

Alrededor del las 10 de la mañana del martes, un denso humo comenzó a visualizarse por el sector oeste en cañaverales que rodean al hospital Castellanos y Colegio Dr. Facundo de Zuviría. El humo que pronto se transformó en grandes llamaradas, llegó a calentar las paredes del cercado perimetral del hospital, el humo alcanzó los sectores de internación, obligando al cierre de las ventanas para evitar que algún paciente se vea afectado.

A diferencias de los casos anteriores, en esta oportunidad con solo subir a un techo cercano a la tapia, se podía observar a dos personas con capuchas cubriendo sus cabezas, encender las cañas en distintos sectores, portando en sus manos improvisadas antorchas realizadas con las mismas chalas.

Se dio parte a la policía, pero al notar la presencia policial del otro lado de la tapia, se dieron a la fuga.

Esta situación confirma el hecho de que hubo intención en cada incendio de cañaveral, pero no deja en claro cuáles podrían ser las razones de esta acción desaprensiva, es obvio que las personas que prendieron el fuego y se encargaban de mantenerlo con vida, a pesar de todo el peligro para ellos mismos que esa acción implica, son enviadas por alguien que busca un beneficio personal, pero se desconocen esos verdaderos motivos.

Desde el Soeasi, su titular Mariano Cuenca lanzó lo que para él sería la razón de estas quemas de cañas, acusando directamente al Grupo Gloria: “Yo siempre dije que este grupo de empresarios peruanos tienen mucha maldad y no se miden en expresarla, estoy seguro de que ellos, quienes pronto dejarán de ser los dueños del ingenio San Isidro, están mandando a quemar las cañas solo para perjudicar a los nuevos propietarios.

Cuando la caña se quema debe ser cosechada en forma inmediata porque de lo contrario se seca, habiendo sido calentada y sin follaje que la proteja, es presa fácil del clima, entonces cuando se cosechen no tendrán el mismo rendimiento, el producto no será de la misma calidad”, manifestó Cuenca.

Nada que ver

También negó que los extrabajadores tengan algo que ver: “Hemos demostrado todos estos meses lo mucho que nos importa el ingenio, a pesar de no pertenecer a la planta fue muy cuidado por los trabajadores, nadie se llevó ni un tornillo del lugar, estoy muy seguro que los responsables no son ni fueron trabajadores del ingenio”. Esta aclaración se hizo debido a que hubo versiones que apuntaban a los extrabajadores como los responsables, quienes con esta acción buscaban generan un cierto caos que entorpezca las negociaciones que se están llevando adelante. Cabe acotar que la empresa nunca estuvo vacía, al menos 20 empleados permanecieron en su interior realizando tareas administrativas y cuidando los campos cultivados con cañas.Fuente:(eltribuno).-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.