“EEUU y Corea del Sur convocan a su autodestrucción”.

De esa manera se expresó el gobierno de Corea del Norte, luego de que esos países iniciaran ejercicios militares para buscar “destruir completamente” al régimen de Pyongyang. En las maniobras de cinco días participarán más de 230 aviones de combate y 12.000 soldados con el objetivo de fortalecer la “disposición” de ambos países aliados. La tensión en la zona es extrema.

Kim Jong-UN saluda a los militares Norcoreanos. Esta listo para atacar. AFP.

Corea del Norte endureció este domingo su tono y amenazó con tomar represalias contra Estados Unidos y la vecina Corea del Sur, un día antes de que esos países inicien los ejercicios militares “Vigilant ace”, que se desarrollarán hasta el viernes.

Con sus provocaciones, Washington y Seúl “sólo están invitando a una terrible represalia y están convocando a su autodestrucción”, señaló el gobierno norcoreano en un comunicado publicado por la agencia estatal de noticias KCNA.

El Comité norcoreano para la Reunificación Pacífica acusó a ambos países de iniciar una maniobra conjunta que busca “destruir completamente a Corea del Norte“, dos días después de que la cancillería norcoreana acusara al gobierno de Estados Unidos de “mendigar una guerra atómica”.

Según fuentes militares citados por la agencia de noticias EFE, en los ejercicios de cinco días participarán más de 230 aviones de combate y 12.000 soldados con el objetivo de fortalecer la “disposición” de ambos países aliados.

Esos ejercicios se iniciarán pocos días después de un test de otro cohete intercontinental por parte de Pyongyang, que tras constatar el éxito de la misión comunicó que puede atacar “todo el territorio de Estados Unidos con proyectiles atómicos.

Pyongyang acusa a Estados Unidos regularmente de estar preparando con sus maniobras militares con Corea del Sur un ataque, lo que ambos países niegan. El sábado, seis cazas furtivos F-22 Raptor estadounidenses llegaron a territorio surcoreano para iniciar las maniobras militares conjuntas.

Estados Unidos también tiene previsto desplegar cazas F-35 y F-16 e incluso bombarderos estratégicos B-1B, informó hoy la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Despliegue histórico

Es la primera vez que Washington despliega seis F-22 a la vez en la península de Corea, en lo que constituye otro contundente mensaje de advertencia para Pyongyang. Durante los ejercicios, los aliados simularán ataques sobre falsas instalaciones nucleares surcoreanas y plataformas autopropulsadas como las que usa Pyongyang para desplegar sus misiles.

Este despliegue, al igual que el de tres portaaviones nucleares de Estados Unidos realizado el mes pasado cerca de aguas norcoreanas, se enmarca en un pacto firmado en octubre para incrementar el “despliegue rotacional” de activos estratégicos estadounidenses en la península coreana.

Con esto, ambos aliados buscan presionar a Corea del Norte para que retorne a las negociaciones para abandonar su programa nuclear.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.