Fantásticos descubrimientos en el mundo de las hormigas.-

Capaces de tomar decisiones sobre lo que le conviene a su raza mejor que los seres humanos, el comportamiento de este insecto resulta admirable.-

Hormigas. Cuanto más se estudia su comportamiento, mayor es la admiración que despiertan.

Las de la especie Myrmica kotokui son capaces de tomar decisiones colectivas racionales, algo que le cuesta muchísimo a los seres humanos. El resultado de un estudio publicado por la revista Royal Society Open Science incluye la opinión de científicos que creen que el mecanismo que se lo permite puede servir para diseñar robots enjambre.

Por su parte, las Cataglyphis saben cómo volver a casa tras buscar comida y sobrevivir en el desierto ardiente del Sáhara gracias a un mecanismo curioso. Para calcular distancias, cuentan el número de pasos que han recorrido. Y perfeccionan su capacidad para orientarse, usando la vista para tener objetos como referencia y determinar la distancia que han caminado.

Respecto a las hormigas de fuego o coloradas, indagaciones efectuadas en el Instituto de Tecnología de Georgia en Atlanta (EE.UU.), concluyen en que, cuando se encuentran con un obstáculo alto mientras buscan comida o intentan escapar, utilizan sus cuerpos para construir unas estructuras muy similares a la Torre Eiffel de París. Afirman que las hormigas levantan estas construcciones de varios centímetros de altura siguiendo un conjunto de reglas, sin un líder o un esfuerzo coordinado.

Insectos sociales con comportamientos asombrosos, las hormigas practican la trofalaxia, es decir, se alimentan unas a otras. Para hacerlo, cuentan con dos estómagos, uno normal para hacerlo boca-boca y otro social para lograrlo boca-ano. Este último buche se dilata mucho y permite el transporte de gran cantidad de alimento líquido hasta el hormiguero, ya que carece de enzimas digestivas.

Cuando lo hacen boca a boca, unas pocas obreras salen al exterior para recolectar el alimento que llevarán a todo el hormiguero. Estos líquidos que se transmiten boca a boca contienen también proteínas y moléculas pequeñas que pueden influir en el desarrollo y organización de sus grupos sociales, han revelado investigadores de la Universidad de Luisiana.

Investigadores de la Universidad de Edimburgo, Escocia, aseguran que las hormigas son capaces, además, pueden desacoplar el sentido de su marcha de la orientación de su cuerpo. Por eso pueden caminar hacia atrás sin inconvenientes. Está aptas para tomar decisiones por el bien del grupo. Y consiguen morder, en muchos casos, 700 veces más rápido que el parpadeo de un ojo humano.(weekend).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.